10423671_10153033840464437_2701972323772254150_n

LOS AMIGOS

Amigos escritores de Sergio Pitol calificaron de”siniestras” y desmintieron las declaraciones que dio a La Jornada el primo del autor. Margo Glantz y Phillipe Ollé-Laprune señalaron que las personas que cuidan a Pitol en Veracruz, “amigos de hace más de 30 años, son de absoluta confianza”. Negaron que el escritor se encuentre mal de sus facultades mentales y aseguraron que en diversas ocasiones el también ensayista y traductor les expresó su deseo de que todo su legado quede en la Universidad Veracruzana.

Por su parte, el poeta Hugo Gutiérrez Vega consideró que es necesario aclarar la situación de este delicado tema.

Aquí las palabras de los amigos del autor de Domar a la divina garza:

Margo Glantz, escritora:

“Hace muy poco conversé con Sergio, se dejó entender perfectamente. Si bien no habla como yo ahorita –que por cierto estoy muy enojada–, se le entiende perfectamente y tiene una memoria impresionante. Sus amigos de toda la vida sabemos, porque él nos lo ha dicho, que todo su legado se quedará en la Universidad Veracruzana.

“Lo que dice el primo es una mentira, se aprovecha de que Sergio está muy enfermo y de que en estos momentos se encuentra sedado. Es muy siniestro que en estás circunstancia declare lo que ha dicho a La Jornada.

“Los amigos de Sergio sabemos perfectamente cómo es la situación y conocemos de más de 30 años a sus amigos en Veracruz, a quienes han estado cerca de él, lo han ayudado siempre y que tienen toda mi confianza.”

Philippe Ollé-Laprune, promotor cultural, editor y fundador y director general de Casa Refugio Citlaltépetl: 

“Sergio es muy amigo mío desde hace 22 años y miembro del consejo de Casa Refugio, tenemos una relación muy cercana.

“El chofer Guillermo (Perdomo Mendoza) es el más cercano a Pitol, un hombre que desde hace 20 años veo con Sergio, y es impecable. A Elizabeth Corral Peña (catedrática de la Universidad Veracruzana) la conozco también. Es intocable. Y de Rodolfo Mendoza (titular del Instituto Veracruzano de Cultura) ni hablar, son personas que han querido a Sergio muchísimo.

“Sergio tiene un problema desde hace años oral, de lenguaje, no habla en público, pero no tiene problemas de cabeza. Eso te lo aseguro: intercambiamos correos y las pocas veces que lo he visto, el último año, es un hombre siempre lúcido que sufre por su incapacidad. La juez se dio cuenta que Sergio es un hombre que tiene toda su cabeza.

“Lo que yo sé es que desde hace tiempo la familia está encima de la herencia. Que diga que es una camarilla que tienen secuestrado a Sergio es una mentira, no puedo aceptar eso.

“Sergio no está secuestrado por nadie, está con la gente que siempre lo ha apoyado, personas que lo quieren y lo cuidan. Me parece un poco siniestro que pasen cosas así. Todos sabemos que Sergio ya tiene muchos años, 81, que vengan esas personas a querer entrar me parece muy desagradable.”

Hugo Gutiérrez Vega, poeta: 

“Es un tema muy delicado. Es necesario aclarar la situación de Sergio Pitol, y hablar con la familia cercana, especialmente con su sobrino Luis y su sobrina Mari Carmen, para que nos digan ¿por qué no han podido verlo?, ¿quién les impide acercarse a Sergio? y ¿cuál es la situación real de su enfermedad?

“Hablé por teléfono con Sergio hace aproximadamente un mes, pero no puede hablar debido a la afasia que padece, así que sólo le pregunto ¿cómo está? y contesta con monosílabos. La última vez dijo: mal.

“Al preguntar la situación, ya no pudo decirme. Su chofer, Guillermo, me dijo: ya no puede hablar y colgamos el teléfono. Es muy difícil comunicarse con Sergio. Me dicen que está a cargo de la situación un señor Rodolfo Mendoza, director del Instituto de Cultura, pero yo me pregunto por qué no permiten que la familia lo vea.”

LAS AUTORIDADES

Si la juez de primera instancia de lo familiar, María Concepción Andrade López, negó a Luis Demeneghi la tutela de su primo, el escritor Sergio Pitol, fue porque existe una querella interpuesta por el Premio Cervantes contra él por suministrarle un medicamento contraindicado, señaló el titular del Instituto Veracruzano de la Cultura (Ivec), Rodolfo Mendoza, quien reiteró que Sergio Pitol no está demente, como aseguran los familiares del diplomático.

La Jornada buscó a la titular de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del DIF estatal, Adelina Trujillo, pero la funcionaria decidió no manifestarse al respecto.

Mendoza subrayó que para constatar la lucidez del maestro se le practicaron exámenes médicos y ‘‘en todos se demostró que está absolutamente bien de sus facultades mentales. Es cierto, tiene una afasia que le genera un malestar, que le impide hablar, pero fuera de eso todas las manifestaciones que tiene son las de un hombre coherente, lúcido”.

Mendoza Rosendo cuenta que Pitol tiene tan buen estado de salud que ‘‘cada ocho días, a las cinco de la tarde, hay una sesión de ópera en su casa, de la que pueden dar testimonio entre 20 y 30 personas que han asistido”.

Relata que esas sesiones las iniciaron Mendoza y su esposa a petición del escritor. ‘‘Un día Sergio nos dijo ‘vamos a ver ópera’. Y fue algo muy simpático porque llegamos a su casa y él estaba vestido de manera elegante, de corbata y todo. Y nosotros llegamos así, en fachas, y le dije: ‘¡ah! era ver ópera pero en serio’”.

Medicamento contraindicado

El juicio de interdicción que interpuso Luis Demeneghi, primo de Pitol, ante la juez Andrade López, no prosperó ‘‘porque lo inició contra la voluntad de Sergio Pitol. El maestro estuvo en desacuerdo y reaccionó. Interpuso una denuncia en contra de Luis, que sigue su curso, debido a que un enfermero, a las órdenes de Demeneghi, suministraba un medicamento contraindicado para la salud’’ del autor de Domar a la divina garza.

‘‘Pitol no está secuestrado, simplemente se acata una orden judicial en la que el señor Demeneghi no está autorizado para tomar decisión alguna sobre el bienestar del maestro Pitol, porque más bien atentó contra él”, dijo Rodolfo Mendoza.

El director del Ivec añadió que lo que fracturó la relación entre Sergio Pitol y Luis Demeneghi fue la intención de despedir a tres personas que trabajaban para el ganador del premio Cervantes, desde hacia más de 20 años, entre ellos el chofer, Guillermo Perdomo Mendoza, y al secretario, Manuel Jiménez Pale.

‘‘Sergio recibe en su casa a quien quiere ir a verlo. Si hay personas a las que no desea ver, pues no los deja pasar. Sin embargo, puedes preguntar a los escritores que han pasado por su casa, y Pitol es el mejor anfitrión del mundo”.

Terapia de lingüística

Manuel Jiménez Pale, secretario de Sergio Pitol desde hace 10 años, describe al autor de El arte de la fuga como un hombre que ‘‘se ha mantenido lúcido, en pleno dominio de sus facultades mentales y de su voluntad. El único problema que tiene desde hace años es una afasia que le genera dificultades para hablar”.

Sin embargo, para conservar su capacidad de escritura y contrarrestar la pérdida del habla, ‘‘todos los días recibe una hora de terapia lingüística, durante la cual realiza ejercicios variados de vocalización y escritura”.

Jiménez Pale reconoce que Pitol tiene problemas para memorizar palabras y dificultad para articular expresiones, ‘‘pero eso no quiere decir que haya perdido dominio mental de la realidad. De ninguna manera. Está lúcido y consciente”.

Respecto de cómo se comunica con el personal que lo auxilia en su casa, Manuel Jiménez comenta:

‘‘Pitol manifiesta con ademanes y palabras medianamente articuladas lo que desea, lo que necesita, lo que pide. Por ejemplo, si quiere un ejemplar, acude al librero, señala el tomo, el autor y dice ‘esa’ o ‘ajá’”.

Ante las afirmaciones de una supuesta demencia, emitidas por su familia, Jiménez Pale ataja: ‘‘Es una falsedad absoluta, una declaración dolosa, es falso totalmente. Es una declaración muy grave, muy dolosa. Es una falta de respeto muy grande”.

Pitol trabaja colección universitaria

‘‘Lo trato regularmente, en promedio una vez cada 15 días, y lo encuentro lúcido, consciente. Él dirige la Colección de la Biblioteca del Universitario y lo visito para darle un informe de cómo va ese proyecto”, dice Agustín del Moral Tejeda, editor, traductor y escritor.

‘‘Hace 10 días lo visité para ver los nuevos títulos de la colección, y bueno, una persona que estuviese afectada de sus facultades mentales no estaría en posibilidad de decir vamos a trabajar este autor o con tal libro”.

En la sesión más reciente que tuvieron Del Moral y Sergio Pitol, se habló de los nuevos títulos que se preparan: ‘‘Él eligió una novela de Machado de Assis, que se titula Resurrección; escogió cinco novelas breves italianas del siglo XIX y otra de Joseph Conrad. Para mí, Pitol es una persona completamente lúcida y consciente, sabe donde está.

‘‘Él tiene un problema para comunicarse, entonces, ¿cómo hace la selección? En tan inmenso acervo bibliográfico que posee, si uno le pregunta dónde está Chéjov, indica el lugar. Tiene una memoria literaria sorprendente”.

Respecto de la afirmación de que ‘‘una camarilla’’ lo mantiene alejado de su familia, Agustín Del Moral comentó: ‘‘Rodolfo Mendoza, Elizabeth Corral y Nidia Vicent son personas de toda la confianza de Pitol. Jamás he percibido un ambiente donde esté secuestrado”.

Ver esta información en: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/02/04/refutan-intelectuales-version-de-la-familia-sobre-la-suerte-de-sergio-pitol-418.html
http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/02/04/sergio-pitol-es-un-hombre-lucido-instituto-veracruzano-293.html