El sábado pasado el sacerdote Alejandro Solalinde aseguró que el Obispo de Córdoba, Eduardo Patiño Leal, sabía de fosas clandestinas con cientos de cadáveres en ellas, pero al día siguiente el Obispo negó esa versión afirmando no saber nada de esas fosas y que de haber tenido conocimiento hubiera dado parte a las autoridades. Tenemos que ser puntuales dice Patiño Leal “yo en esto, la verdad, nunca ni confirmé ni tengo conocimiento real de alguna fosa clandestina”; sin embargo reconoce que “en nuestros ríos, en nuestros cañales, casi siempre ustedes han ido publicando, semana con semana, mes tras mes, que resultó de alguien que se encuentra asesinado, a veces hasta torturado y bueno pues a lo largo ya de varios meses sí se pueden juntar 20 o 30 más personas desaparecidas y asesinadas. Eso yo lo he dicho desde hace más de tres a cuatro años, es una preocupación, en su momento, pero así que yo dijera que es un lugar en donde yo conozco pues no, yo no podría dormir una noche sabiendo que hubiera una fosa y no lo hubiera denunciado ese mismo día sin avisarle a las autoridades”.