Apunte

Por Edvino Rodríguez Portilla

Xalapa, Veracruz.- La Olimpiada Nacional en sus primeras etapas, es en manos de la gente del Instituto Veracruzano del Deporte una competencia grande a la que no se le da la debida importancia y ante el riesgo de quedar sin participación en algunos deportes y/o sectores se pasan por alto condiciones y reglamentos que de fijo deben ser exigidos.

Año con año desde la creación del gran encuentro nacional multideportivo he visto como se engaña y abusa de algunos, pero se beneficia y se protege a otros –igual que en la convocatoria y entrega del Premio Estatal del Deporte-, en los que por desidia o complicidad –nunca por desconocimiento-, no se aplica realmente la convocatoria y es en la mayor de las veces a favor de quienes trabajan fuera de la norma, o dejan todo al tiempo para cumplir con los requisitos.

Esta vez como en muchas otras sucedió lo mismo, dejan fuera a quienes ganan su derecho en el campo y benefician a quien pierde y paradójicamente lo hacen quienes han firmado y confirmado el compromiso de trabajar y velar por el deporte en una situación que mueve a risa y no deja lugar a dudas sobre la malintencionada aplicación de las reglas.

Apegado a la realidad y a la legalidad no puedo dejar de comentar la situación vivida en el futbol en la etapa de zona, aunque antes debo culpar a la cúpula estatal del IVD por realizar las etapas clasificatorias “al cuarto para las 12” y con muy raquítico margen de tiempo para cumplir los requisitos.

Fue precisamente la falta de tiempo lo que aprovecharon algunos “promotores” del deporte para sacar raja y afectar a quienes ganaron su derecho en el campo y aunque tendrían sus motivos y esgrimirán sus razones me queda tan claro el asunto porque la misma razón por la que dejaron fuera a un equipo, no lo cumplieron con el que presentaron.

Es solo un botón de muestra el que luego de ganar Leones Negros el 21 de enero la eliminatoria de Coatepec lo marginaron por no tener la documentación completa, el hecho que a la etapa de zona el miércoles siguiente Coatepec presentó a Juventus que no entregó el anexo 3 (cédula de registro con fotografías) hecho asentado en la cédula del juego que ganó por ausencia de Independiente de Xalapa, cuya irresponsabilidad debe también tener consecuencias.

Hechos:

El 20 de enero a las 17:00 horas celebró la junta previa en la oficina del Comude Coatepec con la asistencia del titular del mismo Erick Alcántara Ceballos, los entrenadores de Juventus infantil mayor varonil (Joel Díaz); Lobos infantil mayor varonil (Rafael Aguilar) y Leones Negros infantil mayor varonil y juvenil menor varonil (Anaís Peredo Suárez).

En la categoría juvenil mayor Leones Negros avanzó directo al no haber más equipos. El 21 se celebró el juego 1 de la categoría infantil mayor varonil resultando vencedor Juventus; el 22 se celebró el juego 2 entre Juventus y Leones Negros Coatepec con empate a un gol en tiempo reglamentario, en penales Leones Negros Coatepec ganó con marcador de 5-3 y calificó a la siguiente etapa.

Una vez obtenido el pase el director de Comude le requirió los documentos para el sábado 24, lo que no pudo cumplir Anaís ya que solicitó el papeleo de sus refuerzos a entrenadores de los equipos eliminados (Lobos y Juventus).

El sábado 24 de enero el titular del Comude coatepecano pidió plazo para la entrega de documento ya que a diferencia de las eliminatorias en Perote y Martínez de la Torre, la de Xalapa sería martes 27 (fue finalmente miércoles 28), no domingo 25, pero le fueron cerrando los caminos a Leones Negros desde su municipio en complicidad con el Instituto Veracruzano del Deporte, y digo complicidad porque si en un principio Jesús Díaz aplicó el reglamento –si así fue-, porque Leones no tenía todos los documentos, estuvo bien, pero entonces ¿por qué aceptó a Juventus también con faltantes?, y lo más grave sin la cédula de registros básica para detectar la identidad de los jugadores presentados a la eliminatoria.

Solo me resta mencionar que nadie me contó la historia porque estuve presente en la reunión de representantes de Comudes el sábado 24 y en la Casa Hogar sede de la eliminatoria de zona el 28. Escuché opiniones y acuerdos en la primera, y vi las cédulas en el segundo caso.

Por esto y algunas otras anomalías las bases de Olimpiada Nacional no se fortalecen y aunque la final nacional no deja de tener calidad, muchos elementos valiosos se quedan a veces sin participar o son marginados injustamente.

No escribí antes para “no entorpecer” el proceso de Olimpiada, porque finalmente los planes de quienes actuaron mal no me interesan, estos darán a cada cual su premio o su castigo.