Asegura el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Félix Grajales, que no han recibido ni un pago por parte de Sefiplan respecto de sus adeudos de 2013 y 2014. “Todavía no fluyen los pagos, estamos todavía atorados, no hay liquidez, las obras se hacen con dinero y si no hay dinero no hay resultados positivos, es lamentable que esté pasando, esperamos que pronto haya respuestas”. Pero es tan dramática la situación por la que atraviesan las finanzas públicas en Veracruz que hasta el órgano de Fiscalización Superior exhorta a finanzas a respetar los calendarios de pago a “todos los órganos de gobierno”, aunque lo matiza con el cuento de que si hay retraso entonces se deben pagar los a hablar de un nuevo secretario de finanzas, a ver si es cierto que no hay quinto malo.