NUEVOS CARDENALES

Ciudad de México, 14 de febrero (SinEmbargo).– El Papa Francisco planea presionar al Gobierno por la cultura de la violencia extendida en México. El Vaticano planea elevar la voz contra los ataques a civiles y a religiosos. Ese es el mensaje que ha enviado con el nombramiento del Arzobispo Alberto Suárez Inda, de Morelia, como nuevo Cardenal.

Eso dijeron los observadores a Fox News Latino, en nota firmada por el periodista David Agren.

Ocho sacerdotes han sido asesinados en México en los últimos dos años, de acuerdo con el Centro Católico Multimedial, incluido el Padre Gregorio López Gorostieta, quien fue arrastrado fuera de un seminario a punta de pistola en el estado de Guerrero y posteriormente fue encontrado muerto en Navidad.

Cinco sacerdotes han sido asesinados en Michoacán en los últimos 15 años.

Suárez Inda quiso retirarse hace un año, presentó su renuncia el 30 de enero del 2014, al cumplir los 75 años, según la política de la iglesia. “Pero Francisco tenía otros planes y lo ascendió a Cardenal”, dice el medio estadounidense en su sitio web.

El nuevo Cardenal contó que un sacerdote en Morelia lo llamó el día en que se dio el nombramiento y le contó que había escuchado su nombre en la radio.

–Estoy escuchando Radio Vaticano. El Papa acaba de anunciar su nombre –le dijo, según Fox News Latino.

“Le dije: ‘No es posible. Yo no lo creo. Debo estar soñando’. El nuncio apostólico me llamó 10 minutos más tarde”.

“El nombramiento de Suárez sorprendió a muchos en México, donde tres cardenales provienen de las tres ciudades más grandes del país: Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, entidades no afectadas por los enfrentamientos armados como Michoacán”, señaló David Agren. Mientras que otros obispos de diócesis distantes en la región, de David en Panamá y de Tucumán en Argentina, han ascendido a Cardenales con Francisco.

Suárez sólo podía especular sobre por qué fue ascendido a Cardenal, pero sugirió a Fox News Latino que las batallas en Michoacán con la migración hacia el exterior (más de 1 millón de michoacanos se han trasladado a los Estados Unidos) y las cuestiones con la inseguridad eran las principales prioridades para el Papa Francisco.

“Es un triste fenómeno que no es exclusivo de Michoacán”, dijo Suárez sobre la violencia. “Pero aquí está empeorando debido a algunos grupos [criminales] fuertes”.

“Otros observadores dicen que el nombramiento es político y tiene la intención de enviar un mensaje a las autoridades mexicanas: que el Vaticano está preocupado por la inseguridad y los ataques a sacerdotes”, escribió David Agren.

“Se reconoce el trabajo [de Suárez] en una zona de conflicto”, dijo Bernardo Barranco, analista y académico. “El papel de la Iglesia Católica como un pacificador en Michoacán se ha fortalecido con la elevación del Arzobispo de Morelia a Cardenal”, agregó Andrew Chesnut, profesor de estudios religiosos en la Universidad Virginia Commonwealth, quien ha realizado investigaciones en Michoacán.

“Francisco y otros funcionarios de alto rango han denunciado la ‘cultura de la muerte’ que impregna México, y Michoacán ha sido el epicentro de la guerra contra las drogas”, agregó Andrew Chesnut.

“A pesar de la violencia”, dice el medio estadounidense, “el alto clero ha mantenido las críticas un tanto apagado, prefiriendo no molestar a líderes de los cárteles o los políticos en un país donde la participación de la iglesia en la política está todavía técnicamente prohibida. Esa postura parece estar cambiando, según los observadores, cuando el Papa Francisco empuja sacerdotes para desafiar a las autoridades y cuando la iglesia sufre ataques”.

165 AÑOS DESPUÉS, MICHOACÁN TIENE CARDENAL

Pudo haber tenido el primer Cardenal de la historia de México en 1850, pero un episodio fatal impidió a Michoacán ver a su arzobispo Juan Cayetano de Portugal y Solís con el birrete púrpura. Ahora, 165 años después, esa deuda quedará saldada.

Mañana sábado, en la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco otorgará el birrete púrpura y la dignidad Cardenalicia al arzobispo de Morelia, Alberto Suárez Inda, durante un Consistorio en el que hará lo mismo con otros 18 nuevos “príncipes de la Iglesia”.

La historia le fue esquiva a Michoacán en 1850. Ese año, el Papa Pío IX había decidido reconocer como Cardenal a su entonces arzobispo, pero la carta del Cardenal Giacomo Antonelli informando aquella noticia llegó poco después de su muerte, el 4 de abril de 1850.

De Portugal y Solís fue un personaje destacado de las letras y la política mexicana. Participó en la firma del Acta Constitutiva de la Federación Mexicana en 1824 y presidió en tres ocasiones la Cámara de Diputados, representando al grupo federalista.

El 28 de febrero de 1831 fue designado obispo de Michoacán, pero dos años más tarde se tuvo que exiliar por motivos políticos. De regreso a la diócesis en 1845, fundó el Seminario de León, el Instituto de las Hermanas de la Caridad en Silao y el Seminario de Coyuca en Pátzcuaro.

Debieron pasar más de 150 años antes de ver a otro arzobispo de aquella región como Cardenal.

Este sábado, Alberto Suárez Inda se convertirá en el quinto Cardenal mexicano viviente, junto a Norberto Rivera Carrera, Juan Sandoval Íñiguez, José Francisco Robles Ortega y Javier Lozano Barragán.

Con el fin de participar en la ceremonia encabezada por el Papa y las celebraciones de estos días, un grupo de unos 50 feligreses mexicanos viajaron junto con el nuevo Cardenal. Entre ellos, el gobernador michoacano Salvador Jara Guerrero.

Ellos no sólo estarán por la mañana en el Consistorio, también pasarán a saludar al nuevo Cardenal la tarde del sábado en el Aula Pablo VI del Vaticano, en cuyo atrio tendrán lugar las tradicionales “visitas de calor”.El domingo por la mañana, Suárez Inda y el resto de los nuevos cardenales concelebrarán con el Papa Francisco la misa en la Basílica Vaticana.

Un día después, la mañana del lunes, el arzobispo de Morelia celebrará una misa en la capilla “Salus Populi Romani”, ubicada dentro de la Basílica Santa María la Mayor de Roma y ese mismo día la embajada de México ante el Vaticano le dedicará una recepción.

Ver esta información en: http://www.sinembargo.mx/14-02-2015/1249914