Escribe Ciro Gómez Leyva en El Universal: “ellos dirán que fue decisión de los consejeros, pero después de ver cómo seleccionaron candidatos el fin de semana, cuesta entender a qué está jugando la dirigencia del PRD […]. Cuesta entenderlo, porque el partido que alguna vez estuvo a medio punto de ganar la Presidencia de la República tendría que estar buscando votos frenéticamente […]. Arriesgo un pronóstico, que no parece muy osado: el PRD no alcanzará el de por sí triste 12% de las elecciones federales de 2009. Aquella vez, el lopezobradorismo a medias del PT y el Movimiento Ciudadano les mordió 6% de los votos. No es descabellado calcular que en esta ocasión les morderá más con Morena […]. Menos de 12% en junio, peleando el tercer lugar con el Partido Verde y Morena. Y sin brújula ni capitán para 2018. Casi una desgracia. López Obrador debe estar feliz. Adiós, PRD, adiós”. (Tomado de sinembargo.com).