Estuvo en Veracruz Ángel Ávila Romero, quien se desempeña como presidente nacional del PRD y aseguró que presentarán candidatos competitivos y podrán ganar hasta 10 distritos, obviamente nadie le creyó porque habla sin fundamento; en primer lugar porque ese partido en Veracruz está desacreditado y no precisamente por lo ocurrido en Guerrero sino por la actitud entreguista y negociadora de sus dirigentes con el gobierno del estado; en segundo término porque hace tres años solo gano un distrito, el de Xalapa, y eso de rebote debido a que el PRI presentó una candidatura que todo mundo rechazó, el candidato perredista apenas hizo campaña pero no había otra opción, esta sí es una verdad histórica.