Según el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en la zona sur, Antonio Bustos Peter, el gobierno del estado no ha ejercido 800 millones de pesos de los que ha recaudado en el impuesto al 2 por ciento a la nómina.

Por este motivo, dice, en la última sesión los empresarios cuestionaron al titular del fideicomiso sobre el particular “El problema es que entra a la Secretaría de Finanzas y de ahí ya no regresan hacia el Fideicomiso para la ejecución de obras… Yo creo que fácil como 800 millones de pesos que no se ejercieron, se recolectan alrededor de 120 millones de pesos mensuales y desde febrero o marzo ya no hubo aportaciones hacia las obras”.

De acuerdo, pero entonces ¿dónde quedó ese dinero?