1 Emilio

Sociedad 3.0

En pleno desgarramiento de vestiduras por la comunidad intelectual veracruzana con motivo del retiro del Hay Festival, pasó inadvertido el aniversario de uno de los dramaturgos más célebres del país, veracruzano ilustre de Córdoba, que reposa en la cima del Cerro Macuiltépec de Xalapa.

 Víctima de una trombosis cerebral que sufrió en el año 2002, perdió parte de su movilidad, pero continuó activo y finalmente Carballido falleció el 11 de febrero de 2008 de un ataque al miocardio.

 Como homenajes, en aquel año se le puso su nombre a la Sala Grande del Teatro del Estado y sus restos fueron sepultados en el Mausoleo de los Veracruzanos Ilustres, que se encuentra en la cúspide del emblemático cerro xalapeño.

 Emilio fue dramaturgo y narrador. Estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, especializándose en Letras Inglesas y en arte dramático. Trabajó en el Ballet Nacional de México como supervisor literario y realizó giras por América Latina, Europa y Asia; fue profesor en las universidades de Rutgers, Nueva Jersey y California State de los Ángeles, en Estados Unidos.

 Sus piezas se han representado y se siguen montando en muchos países de América y Europa, incluyendo Estados Unidos, España, Alemania, Francia, Bélgica, Israel, etcétera.

 Ni aquellos amantes de la cultura que añoran la ausencia de Salman Rushdie y la constelación de estrellas internacionales del Hay Fest, que dejarán de visitar Xalapa como producto del bloqueo internacional en protesta por la violencia en la Entidad, ni las autoridades estatales ni municipales, se acordaron de llevarle siquiera una corona a Emilio Carballido y su tumba permaneció visitada sólo por los deportistas que frecuentan el cerro.

Por su parte, las efémerides de Juan Rivero sólo contemplaron este día a William Fox Talbot, Thomas Alva Edison, y al poeta Manuel Eulogio Carpio Hernández, en cuyo honor Cosamaloapan lleva su apellido.