El procurador Jesús Murillo Karam reveló que la esposa del ex alcalde de Iguala, María de los Ángeles Pineda, encabezaba al grupo delictuoso Guerreros Unidos.La señora, como buena jefa de banda es la que más difícil tenía la posibilidad de una condena por la delincuencia organizada; sin embargo, hicimos una investigación que llegó hasta penales de los Estados Unidos, donde logramos obtener testimonios que la ligan directa y claramente con el manejo de la banda de Guerreros Unidos, que facturaban el padre, la madre y los dos hermanos de la señora”. Esa información pone al descubierto que esta señora es la que realmente gobernaba en Iguala y sus alrededores y que su marido, el alcalde José  Luis Abarca, solo disfrutaba el poder exhibiendo prepotencia y corrupción mientras ella manejaba los hilos del poder tras bastidores.