El presidente propone pero la economía dispone, debiera ser una tesis incorporada al análisis político, porque al menos aquí en México lo estamos comprobando ya que debido al recorte presupuestal por lo menos dos grandes proyectos del gobierno de Peña Nieto serán suspendidos: el tren transpeninsular Yucatán-Quintana Roo y el tren rápido a Querétaro. El primero, por cierto, ha sido reiteradamente ofrecido por el presidente aunque encuentra cierta oposición en Yucatán pues opiniones hay que argumentan un efecto negativo en la economía de la península; su costo proyectado era de 16 mil millones de pesos. El tren a Querétaro parece tener mal fario pues de primera intención a fines del año pasado la licitación para construirlo fue abruptamente cancelada a la empresa china Railway Construction Corporation; la segunda licitación, que estaba programada para el 29 de enero y se había pospuesto, ya no se llevará a cabo por la reducción de 124 mil 300 millones de pesos al presupuesto 2015.