Rai - trasmissione Porta a porta

Roma, 15 feb (PL) El gobierno italiano anunció hoy el cierre temporal de su embajada en Libia e instó al resto de los países europeos a formar una colación para combatir supuestamente la progresión de yihadistas en ese país africano. Además, comenzaron las labores necesarias para repatriar a los cerca de cien ciudadanos italianos residentes en la nación libia, al agravarse la situación y, por consiguiente, empeorar las condiciones de seguridad.

En entrevista con el canal de televisión Sky24, el ministro de Exteriores, Paolo Gentiloni, aseguró que Italia mantiene la cooperación con la comunidad internacional para combatir el terrorismo y reconstruir un estado unitario e inclusivo en Libia, sobre la base del acuerdo negociado por el enviado especial de la ONU, el español Bernardino León.

Por su parte, la ministra de Defensa, Roberta Pinotti, declaró que si a Afganistán enviaron hasta cinco mil hombres, en un país como Libia, a sólo 350 kilómetros del suyo, su misión puede ser aún más significativa y consistente.

Hace meses debatimos sobre ello, pero ahora es algo urgente, sentenció Pinotti, al precisar que cualquier decisión se tomará en el Parlamento.

El riesgo es inminente, no podemos esperar más. Italia tiene exigencias de defensa nacional, y ello incluye, en su opinión, no permitir a un califato gobernar frente a sus costas, puntualizó la titular.

Aún así, agregó, queremos coordinarnos con otros dentro de un sistema de legalidad internacional.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=3536671&Itemid=2