2015-01-27_22-54-46-e1422424769510

El equipo Argentino de Antropolología Forense (EAAF) dio a conocer el “Documento inicial sobre investigaciones en el basurero de Cocula y Río San Juan” en el que enlista siete inconsistencias en la investigación que realizó la Procuraduría General de la República (PGR) sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurrida el 26 de septiembre.

“En opinión del EAAF, los peritajes de PGR deben ser evaluados por peritos independientes, estableciendo su rigor científico. El envío de 20 perfiles genéticos de los familiares de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa con problemas que no permiten su utilización, la interpretación del sitio del basurero como un solo evento de fuego cuando es posible comprobar que no lo es.

“La recolección de evidencia fuera de los acuerdos de trabajo conjunto establecidos con el EAAF, el abandono de la custodia del basurero, sitio clave en la investigación de este caso, entre otros serias dificultades, así lo atestiguan”, concluye el equipo de expertos argentinos en un comunicado emitido la noche del sábado 7 de febrero.

De acuerdo con el comunicado, personal del EAAF no estuvo presente en dos diligencias realizadas por personal de la PGR a pesar de que ese era un acuerdo entre las autoridades ministeriales.

Por ese motivo, el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, determinó que la Coordinación de Servicios Periciales informara al laboratorio de Innsbruck que sólo tomara como válidos los perfiles de los familiares de los normalistas desaparecidos provenientes de las muestras procesadas por el equipo argentino.

Y también que la Coordinación de Servicios Periciales de la PGR presentara en la Averiguación Previa correspondiente un dictamen rectificando los perfiles genéticos con errores.

“A la fecha de hoy, el EAAF no tiene certeza de que ambos compromisos se hayan cumplido plenamente y esto puede afectar futuras comparaciones que pudieran realizarse si se enviaran nuevas muestras de restos al laboratorio de Innsbruck”, indica el documento del equipo argentino.

El EAAF indica que las imágenes satelitales del basurero en llamas presentadas ante medios de comunicación son del 12 de octubre de 2010, 28 de octubre de 2013 y 16 de noviembre de 2013, lo que “prueba la multiplicidad de fuegos ocurridos en el basurero de Cocula. Otros elementos, como los estratos del subsuelo de la zona de quema también muestras distintos eventos de fuego”, señalan.

Los expertos argentinos explicaron que no fue preservada la escena del crimen y que, además, fue contaminada por la presencia de diversas personas, incluidas las autoridades, familiares y representantes de medios de comunicación.

Los integrantes del EAAF confirmaron que durante sus investigaciones hallaron restos en el basurero de Cocula los cuales no pertenecen a los normalistas de Ayotzinapa, puesto que se trata de piezas dentales de otras personas.

“Según la información proporcionada por los familiares de los normalistas, ninguno de los jóvenes desaparecidos utilizaba prótesis dentaria. Es decir, estas piezas – las prótesis parciales, el diente y el fragmento de mandíbula- confirman la presencia de restos humanos de un individuo, que no corresponde a los restos de ninguno de los normalistas. Es importante comparar esta información con los datos físicos de otras personas desparecidas en Cocula, Iguala y zonas aledañas”, explica el documento.

“El EAAF desea manifestar que esto no excluye la posibilidad de que algunos de los normalistas hayan corrido la suerte señalada por la PGR. Al mismo tiempo, hasta el momento, el EAAF aún no tiene evidencia científica para establecer que, en el basurero de Cocula, existan restos humanos que correspondan a los normalistas”, agrega.

Además, los expertos argentinos sugieren que no se concluyan las investigaciones, puesto que aún “falta procesar una cantidad importante de evidencia tanto por los peritos de la PGR como del EAAF. Se necesita mayor tiempo de análisis de los restos óseos y toda evidencia asociada a ellos. Esta tarea llevará varios meses más de trabajo”.

“Hasta momento, se han analizado en profundidad cerca de 30 de las 137 cuadriculas que componen el área de investigación del Basurero de Cocula. Los peritos de ambas instituciones aún deben examinar más de 100 cuadriculas adicionales”, añade el documento.

El 27 de enero pasado, la Procuraduría General de la República confirmó que los 43 normalistas de Ayotzinapa fueron secuestrados, asesinados, incinerados y sus restos arrojados al río San Juan, cercano al basurero de municipal de Cocula.

En compañía del jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón de Lucio, el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, dijo que, con base en las declaraciones de los participantes en los hechos, se determinó que “los estudiantes fueron señalados como delincuentes del grupo antagónico”, por lo que fueron asesinados.

A continuación puedes consultar íntegro el “Documento inicial sobre investigaciones en el basurero de Cocula y Río San Juan” emitido por el EAAF.

Comunicado EAAF 7feb2015

Ver esta información en: 

http://www.animalpolitico.com/2015/02/peritos-argentinos-evidencian-errores-de-pgr-en-investigacion-de-caso-ayotzinapa/