1 Camioneta

Sociedad 3.0

Empleados del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional expresan su indignación porque no les han pagado la primera quincena de enero, misma que ya se juntó con la de febrero, sin que persona alguna de la Tesorería les aclare cuándo les van a cubrir sus emolumentos, pero en cambio el flamante presidente recién entrante, Alfredo Ferrari Saavedra se acaba de comprar una camioneta para su uso particular que tiene un costo cercano al millón de pesos.

Los trabajadores son personas dependientes completamente de sus sueldos, que viven al día en sus gastos familiares, de donde dependen los alimentos de sus familiares, y pagos de electricidad, agua y servicios, y en algunos casos pago de rentas, por lo que manifiestan sentirse desesperados.

Consideraron que el desplante de Ferrari Saavedra al hacerse con un vehículo tan costoso es a costa del sufrimiento de los empleados, porque en vez de cubrir las percepciones desvió el dinero para ese lujo.

Los empleados solicitaron reservar sus nombres por temor a represalias.