En 2013, la Auditoría Superior de la Federación mandó 2mil 471 millones de pesos a los estados para que equiparan a sus cuerpos policiales. Pero tendrán que devolver 458 millones porque sólo comprobaron 1639 millones. Además hubo productos financieros que no se reintegraron a la federación. Estados como Aguascalientes, Baja California, Tabsco, Yucatán podrían ser sancionados por este motivo. Señala la ASF que Durango, Puebla, Sinaloa y Veracruz “transfirieron en conjunto 330 millones de pesos a otras cuentas bancarias y por ello no fue posible identificar en qué se aplicaron. De ellos, solo Durango y Puebla enteraron rendimientos financieros por un millón de pesos”. Una de las recomendaciones consiste en “sancionar a funcionarios de Durango por transferir 62 millones de pesos a otra cuenta…mismo caso de Veracruz por 114 millones de pesos…”.