En El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que: “en unas horas, el Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, le pondrá número a la sospecha de desvío de recursos del presupuesto durante el año 2013. Presentará ante el Congreso sus observaciones a la cuenta pública correspondiente a ese año. Según la información que tengo, su exposición desatará una reflexión automática: si en México no hubiera malversación de fondos, la Secretaría de Hacienda no hubiera tenido que realizar un recorte de tal tamaño al presupuesto por la caída de los precios del petróleo. Con ahorrarse la corrupción alcanzaría para amortiguar el golpe. Entre los estados señalados por la Auditoría Superior de la Federación como los más sospechosos figurarán Veracruz, Tamaulipas y Chihuahua. Una pesadilla para los gobernadores priístas Javier Duarte, Egidio Torre Cantú y César Duarte, respectivamente”. (Así se publica en sin embargo.com)