b8a9c4441c604b85bbf145dbb25ebeec_620x350

México.- Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, ya rinde sus polémicas declaraciones ministeriales ante la Procuraduría General de la República (PGR), tras ser detenido la madrugada de ayer en Morelia, Michoacán, en un operativo implementado por elementos de la Policía Federal (PF).

El líder máximo de los “Caballeros Templarios” tocó el tema del poder en el crimen organizado, del que que dijo tomó porque no había quien lo encabezara.

“Había vacío de poder, jefe, y ante ese vacío, tuve que tomarlo”, soltó el capo, quien pasó la noche en el penal de máxima seguridad de El Altiplano, en el Estado de México, y en refetencia a sus actividades en la época en la que Leonel Godoy fue gobernador de Michoacán.

Junto con “La Tuta”, fueron detenidos siete de sus escoltas y su pareja sentimental, María Antonieta Luna Ávalos, de 27 años, con quien procreó tres hijos.

Detalló que se escondió en Morelia porque empezó a desconfiar de su escolta, y llegó a la capital para juntar a su antiguo equipo y nueva gente.

En tanto, Monte Alejandro Rubido, comisionado Nacional de Seguridad, indicó que la detención se efectuó luego de trabajos de investigación que iniciaron a mediados de 2014.

“Se logró identificar a mediados del año pasado, en Tumbiscatío, a personas de su confianza que fungían como intermediarios con sus familiares”, apuntó.

Esas personas se encargaban de recolectar víveres, ropa y medicamentos, que entregaban a otro responsable del siguiente cinturón de seguridad en la región de la sierra, donde se ocultaba “La Tuta”.

Ya en septiembre “se logró identificar a una persona de su máxima confianza, un mensajero que enviaba a su vez las instrucciones a los distintos jefes locales de los lugares en los que Gómez Martínez aún mantenía algún tipo de actividad delictiva”, dijo.

Al hubicar al mensajero en Morelia, se instalaron células de vigilancia y durante cuatro meses se identificaron 10 domicilios, vehículos, personas y la forma de operar de su grupo de seguridad.

El mensajero y otras personas ingresaron al el domicilio de calle Fidencio Juárez 49, colonia Tenencia, en Morelia, el 2 de febrero y madrugada de ayer, se ubicó a las mismas personas y se alertó al grupo de fuerzas especiales, quienes lo detuvieron en el momento en que salía de la casa, “con una gorra y bufanda para disimular su identidad”, se detalló.

VER ESTA INFORMACIÓN:

http://www.sdpnoticias.com/nacional/2015/02/28/habia-vacio-de-poder-y-tuve-que-tomarlo-la-tuta