Son las osamentas de cuatro personas las que se encontraron en un cañal de la comunidad “Norma” del municipio de Hueyapan de Ocampo. Quien conozca ese llano podrá dar referencia de todo lo que ocurre en los cañaverales cada tarde cuando el sol se oculta, desde chupaductos hasta camionetas de lujo circulando en un inexplicable periplo entre cañaverales, pantanos con lagartos y chozas de campesinos. Lo que allí ocurre todo mundo lo sabe, menos la policía.