Por sí misma, la intención manifiesta de un numeroso grupo de intelectuales y escritores para pedir que el Hay Festival se retire de la capital del estado de Veracruz constituye un signo de reprobación hacia el gobierno de Javier Duarte de Ochoa. Ese es un expediente histórico con el que cargará el actual gobierno estatal; sin embargo, lo peor para nuestro estado es que se hiciera efectiva la solicitud, porque entrañaría de manera análoga que la ciudadanía de Veracruz tampoco ha estado a la altura de las circunstancias; y no porque gobierno y sociedad, en este caso, sean uno y lo mismo, sino por las afectaciones artísticas y económicas que el retiro de ese festival representaría para Xalapa, la capital. Por su parte, Cristina Fuentes la Roche, Directora de Hay Festival en América Latina, ha expresado: “Sentimos que tenemos más autoridad e impacto para hablar de estas atrocidades cometidas en contra de la libertad de expresión si lo hacemos desde los lugares donde suceden”.