ewYorkTimes-440x206

WASHINGTON (apro).- La familia del exgobernador de Oaxaca, José Murat Casab, posee por lo menos seis propiedades en Estados Unidos, entre ellas dos inmuebles de lujo en la ciudad de Nueva York, donde también un hijo del exgobernador de Veracruz, Fidel Herrera, y uno del exalcalde del municipio nuevoleonense de San Pedro Garza García, Fernando Margáin, son dueños de un condominio, respectivamente, reveló hoy el diario The New York Times.

Con un valor aproximado de 5.44 millones de dólares, dos condominios de lujo en Nueva York, junto con otros cuatro inmuebles, pertenecen a la familia del exgobernador oaxaqueño, de acuerdo con el largo reportaje de The New York Times titulado “Una familia política mexicana con nexos cercanos al PRI, y sus casas en Estados Unidos”.

Las propiedades de los Murat se componen de dos condominios en un centro para esquiar en el estado de Utah, otro en la Isla del Padre, Texas, y dos más en la isla de Manhattan, Nueva York.

“En Nueva York, los hijos de Jose Murat han vivido por periodos de tiempo en uno de los más modestos condominios de lujo en el edificio Time Warner Center, con vista a Central Park”, se destaca en el artículo del rotativo estadunidense.

El reportaje, que forma parte de una serie de investigación periodística que comenzó a publicar The New York Times este fin de semana sobre políticos y empresarios estadunidenses y extranjeros, dueños de condominios y casas de lujo en Nueva York y los sospechosos métodos que siguen para adquirirlos, destaca a la familia de Murab Casab, la que no se conoce por ser adinerada, lo cual abre dudas sobre el origen de los fondos con los que adquirieron las propiedades.

“La propiedad de las casas fue con regularidad no muy transparente, por la variación de los nombres de los familiares registrados en los títulos de propiedad o por medio de empresas fantasma a nombre de las cuales adquirieron los inmuebles”, destaca el reportaje del diario neoyorquino.

Irónicamente, el recuento sobre las propiedades de los Murat en Estados Unidos inicia con lo que en el otoño de 2013 escribió en su cuenta de Twitter un hijo del exgobernador oaxaqueño, Alejandro, sobre una campaña de hipotecas con tasas de interés muy bajas.

El mensaje en Twitter advertía: “Lo cosa más importante en la vida está en tu casa”.

“El mismo día en que el joven Murat escribió en Twitter sobre el programa de hipotecas, el Registro Público de la Propiedad en el estado de Florida registró la transferencia de un condominio con valor de 750 mil dólares, comprado a nombre de su esposa a una entidad llamada IMRO 2013 Trust”, detalla el reportaje.

La revelación de las propiedades de la familia del exgobernador de Oaxaca, del hijo de Fidel Herrera, y de Margáin, son un grano de arena más a los escándalos sobre la famosa Casa Blanca, adquirida a la contratista gubernamental Higa por parte de Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, y la que el propio mandatario tiene en Ixtapan de la Sal, Estado de México, y la de su secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en Malinalco, también en la entidad mexiquense.

“Los bienes de funcionarios públicos mexicanos han estado recientemente bajo un intenso escrutinio, por una impactante revelación y por las protestas que se concentran en la corrupción endémica que priva en el país”, subraya The New York Times.

Cuestionados por los autores del reportaje sobre sus propiedades en Nueva York, José Murat Casab y su hijo Alejandro negaron ser los dueños de los dos lujosos condominios con vista privilegiada a Central Park.

“José Murat dijo que el condominio en Time Warner pertenecía a un familiar. Alejandro Murat dijo que el condominio en Florida es de su suegra, y que otro en Manhattan, del cual el Registro Público de la Propiedad revela que fue comprado a nombre de la esposa del actual titular del Infonavit, le pertenece a un tío”, se consigna en el artículo.

En un correo electrónico enviado a The New York Times, el exgobernador de Oaxaca sólo reconoce que los dos condominios que están en Park City, Utah, pertenecen a su familia, y que fueron adquiridos en 2004, uno por sus dos hijos, y el otro por sus dos hijas. Estas dos propiedades tienen un valor de 690 mil dólares.

“Las propiedades de los Murat, que emergieron durante la investigación de este diario sobre la gente que está detrás de las compañías fantasma que tienen propiedades en el Time Warner Center, no son objeto de ninguna investigación y no hay evidencia de ninguna ilegalidad en su compra”, aclara el rotativo.

La adquisición de inmuebles en Estados Unidos por parte de la familia Murat, según The New York Times, data de 1984.

En ese año, el exgobernador y su hermano Karim compraron un condominio en la Isla del Padre, Texas. Poco después, los hermanos Murat también compraron otro condominio cerca de la ciudad texana de Brownsville.

“En ambos casos, en los títulos de propiedad (escrituras) los hermanos se registraron solamente con el apellido materno, Casab”, aclara el diario, que también agrega que posteriormente los hermanos alternaban en las escrituras al apellido Casab con uno más común: Casas.

En la década de 1990, la investigación del periódico neoyorquino encontró que junto con su madre, Juana Casab, los hermanos Murat comenzaron a comprar propiedades en el estado de Michigan, donde la señora tenía familiares. “Tenían cuatro propiedades entre ellos, una casa modesta en un suburbio, un condominio, un terreno y un local comercial. Un primo, Alfredo Casab, abogado en Michigan, confirmó que Karim y Juana estaban relacionados con el exgobernador de Oaxaca”, establece el reportaje.

La compra de los dos condominios en Utah se hizo 2004, en el ocaso de la gubernatura de José Murat, y en el caso de los condominios en Manhattan, Louise Forbes, una agente de bienes raíces de la firma Halstead Property, explicó a The New York Times que en 2007 ella fue la agente que ayudó al hijo de Fidel Herrera y a otras cuatro familias de mexicanos en la compra de cinco condominios en total en la ciudad de Nueva York.

“La esposa de Alejandro, Ivette Mora, compro la unidad 6C, de acuerdo con el Registro Público de la Propiedad, que está junto al apartamento adquirido por Melissa F. Alcántara, hija de una mujer quien por mucho tiempo ha sido novia de José Murat”, resalta el reportaje.

Más arriba de donde se encuentran los condominios de los Murat, en el edificio Time Warner Center, se ubica otra propiedad adquirida por una empresa fantasma. “Pero el Registro Público de la Propiedad incluye el nombre de un hijo de Fernando Márgain, el exalcalde de San Pedro Garza García, y otro propietario de un condominio el edificio es Víctor Manuel Álvarez Puga, dueño de una firma contable en México”, apunta el trabajo periodístico.

Respecto del caso del hijo del exgobernador de Veracruz, el periódico estadunidense explica que la asesora de inversiones Geralda Buckley Kral, millonaria que vive en Zurich, le confesó que fue ella quien ayudó a una familia de apellido Herrera a establecer un fideicomiso que en 2007 se utilizó para comprar un condominio ubicado entre la calle 40 West y la 55, en un pequeño edificio sobre la famosa Quinta Avenida, cerca del Museo de Arte Moderno y Central Park.

“Las escrituras enlistan a un hijo de Fidel Herrera, amigo de Murat, como representante de la compañía fantasma que compro el condominio”, añade el New York Times, diario que en el caso de los Murat aclara que los condominios en el edificio Time Warner Center se adquirieron por medio de una empresa llamada Nivea Management.

Ver esta información en: http://www.proceso.com.mx/?p=395620