Carlos 1

Sociedad 3.0

Carlos Luna Escudero impugnará el resultado de la elección que otorgó el triunfo a Ulises Chama Contreras, dentro de la contienda interna del Partido Acción Nacional (PAN) para decidir el candidato a la diputación federal por el distrito de Xalapa Urbano.

Luna Escudero explica que es congruente con su postura de que no iba a impugnar los resultados si el proceso se efectuaba con limpieza, lo cual no ocurrió, debido a que Chama Contreras practicó el acarreo de votantes desde las colonias, compró votos, falsificó firmas, hizo que sufragaran militantes de otros partidos y presentó actas con severas inconsistencias.

“Las irregularidades detectadas son tan grandes y claras que convierten la candidatura del señor Chama en algo inmoral, que no debe ser permitido porque agravia  a la militancia del Partido Acción Nacional, y echa por tierra los esfuerzos que hacen los liderazgos del país para construir una oposición al PRI real y auténtica”, afirma Carlos Luna en un comunicado donde expresa su postura.

También dijo confiar en los órganos de decisión que habrán de resolver el recurso:

“Pongo mi confianza en que las instancias del PAN que deben dirimir la impugnación lo hagan con apego a la legalidad, en busca de la justicia, pero sobre todo con la visión de expurgar del Partido las prácticas nefastas de corrupción, trampas y deshonestidad contra las cuales precisamente fue creado este instituto político hace más de 70 años”, concluye.

En la jornada electoral del domingo 22 de febrero se anunció que Carlos Luna Escudero obtuvo 487 votos y Ulises Chama, 504 votos, lo que dio una diferencia de sólo 17 votos a favor de este último. Sin embargo, hay 89 votos perdidos tan sólo en una casilla identificada con la letra “C”.

Casilla C

Ahí fueron registradas 505 boletas al inicio del proceso y se contabilizó el voto de 190 electores, pero al hacer el conteo se extrajeron de la urna 194 boletas, mismas que, sumadas a las 222 que se consignó que no fueron usadas, suman 416. Es decir, resultan “extraviadas” 89 cédulas.

En otra casilla, la identificada con la letra B, aunque hubo 231 sufragios a favor de uno y otro candidatos, en la sábana quedó consignado un total de 239 votos, o sea, 8 más que los que realmente fueron sufragados. Una anomalía más que violenta la normatividad interna del PAN es que 24 horas de la elección fueron reemplazados funcionarios de casilla, entre otras irregularidades.

Por estas razones, el cuerpo de asesores jurídicos prepara el pliego de impugnación para ser presentado en tiempo y forma ante los órganos electorales del Partido Acción Nacional.

Comunicado

 

A continuación se presenta el comunicado íntegro emitido por la oficina del doctor Carlos Luna Escudero:

 A LA COMUNIDAD DE XALAPA:

Igual que mis conciudadanos, estoy muy preocupado por la situación general que vive nuestro país, pero especialmente por las graves condiciones políticas, económicas y sociales del Estado de Veracruz. Veo ineficacia y corrupción en el gobierno, abusos, injusticias, cinismo, ocurrencias, frivolidad, populismo e insensibilidad.

La distracción de recursos exprime los últimos pesos de un erario público ya exhausto, y la indiferencia es la marca cotidiana ante las marchas, plantones, manifestaciones y exigencias de campesinos, sindicalistas, empresarios, estudiantes y víctimas de atroces delitos, que desgarran a las familias.

Por eso decidí ser consecuente con mis ideales de que debemos construir un México mejor, y tomé la determinación de competir en busca de un cargo público que me permita ser la voz de los veracruzanos vulnerables, abanderar las causas sociales y denunciar a los opresores.

Participo con entusiasmo en varios grupos sociales de personas honorables, afines con mi actividad dentro de la educación, la economía, el activismo ciudadano, el deporte y la comunicación. En unión de la mayoría de esos amigos integramos la asociación civil “Recuperemos Xalapa”, para participar activamente con propuestas en el rumbo público de nuestro entorno inmediato, que es nuestra ciudad y municipio.

Alentado por esos vigorosos activistas, consideramos que deberíamos ingresar a la arena política, mediante una candidatura de carácter genuinamente ciudadano, razón por la que fui inscrito ante la autoridad electoral como aspirante a la diputación por el distrito de Xalapa Urbano.

Sin embargo, un examen más cuidadoso y desapasionado sobre la viabilidad de las candidaturas ciudadanas nos hizo concluir que éstas implican un alto grado de dificultad, además de que el propio gobierno las corrompe, tal como se pudo ver en el ámbito local, porque apenas surgió la opción de la candidatura ciudadana, el PRI-Gobierno inscribió a conocidos operadores políticos suyos, con el evidente fin de confundir y atomizar el voto de los ciudadanos, eventualmente entusiasmados por esa opción política.

Es así como, llevamos nuestro optimismo hacia la esfera de un partido político que tuviera interés en hospedar el proyecto legítimo ciudadano, y las puertas se abrieron cuando recibimos la invitación de dirigentes del Partido Acción Nacional (PAN), la institución política registrada más antigua, y con una militancia que ha transitado durante décadas, venciendo el autoritarismo de un sistema corrupto que sigue negándose a morir.

Como consecuencia de mi aceptación, siempre me congratularé por haberme acercado a los militantes panistas para pedir su apoyo en la contienda interna, a cuyas reglas me sometí con lealtad y respeto. También conocí a líderes valiosísimos de ese partido, plenos de convicción, indignados por el mal estado de cosas y dispuestos a generar el cambio. Unos y otros tendrán siempre la seguridad de mi aprecio y amistad.

Infortunadamente, ellos son, al igual que los gobernados, víctimas de la perversidad con que procede el PRI-Gobierno cuando se dedica a atajar los proyectos positivos que el sistema no puede manipular.

Inmediatamente después de haberse registrado mi precandidatura, comenzaron los ataques, calumnias y denostaciones, enderezadas por el otro precandidato, señor Ulises Chama Contreras. Al correr de los días, quienes participaban en este proceso interno, confirmaron que Chama era alentado y financiado por Elizabeth Morales, el PRI y el Gobierno del Estado.

Yo afirmé que no impugnaría los resultados si estos eran producto de una contienda limpia que honrara a los participantes. Por mi parte, siempre actué acatando la normatividad interna del Partido Acción Nacional, con respeto a la militancia que me hacía el favor de escuchar mi propuesta, y con las correspondientes deferencias hacia las autoridades y liderazgos del Partido.

Desgraciadamente, mi contendiente, el precandidato Ulises Chama no procedió de la misma manera. Mientras me acusaba públicamente de haber comprado en 3 millones de pesos la candidatura, era él quien aplicaba grandes cantidades de dinero para operar acarreando votantes de las colonias, comprando votos, falsificando firmas, presentando actas con graves inconsistencias, incluyendo votantes que militan en otros partidos, todo lo cual se hizo evidente con total cinismo el día de la elección.

Como ejemplo de las anomalías producidas, menciono que en la jornada electoral del domingo 22 de febrero se anunció que Carlos Luna Escudero obtuvo 487 votos y Ulises Chama, 504 votos, lo que dio una diferencia de sólo 17 votos a favor de este último. Sin embargo, hay 89 votos perdidos tan sólo en una casilla identificada con la letra “C”.

Ahí fueron registradas 505 boletas al inicio del proceso y se contabilizó el voto de 190 electores, pero al hacer el conteo se extrajeron de la urna 194 boletas, mismas que, sumadas a las 222 que se consignó que no fueron usadas, suman 416. Es decir, resultan “extraviadas” 89 cédulas.

 En otra casilla, la identificada con la letra B, aunque hubo 231 sufragios a favor de uno y otro candidatos, en la sábana quedó consignado un total de 239 votos, o sea, 8 más que los que realmente fueron sufragados. Una anomalía más que violenta la normatividad interna del PAN es que 24 horas de la elección fueron reemplazados funcionarios de casilla, entre otras irregularidades que se harán valer por la vía jurídica.

 Hoy anuncio públicamente que impugnaré el proceso electoral porque las irregularidades detectadas son tan grandes y claras que convierten la candidatura del señor Chama en algo inmoral, que no debe ser permitido porque agravia  a la militancia del Partido Acción Nacional, y echa por tierra los esfuerzos que hacen los liderazgos del país para construir una oposición al PRI real y auténtica.

Pongo mi confianza en que las instancias del PAN que deben dirimir la impugnación lo hagan con apego a la legalidad, en busca de la justicia, pero sobre todo con la visión de expurgar del Partido las prácticas nefastas de corrupción, trampas y deshonestidad contra las cuales precisamente fue creado este instituto político hace más de 70 años.

Xalapa, Ver., 26 de febrero de 2015

CARLOS ARTURO LUNA ESCUDERO