ma1-440x293

MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a sus repetidos intentos de cancelar la medida precautoria que les impide comercializar sus semillas de maíz transgénico en México, las transnacionales Monsanto, Dupont, Syngenta y Dow Agrosciences perdieron cuatro amparos en los últimos 15 días, dos de los cuales fueron resueltos hoy.

En julio de 2013, un conjunto de organizaciones, agrupadas en Colectiva AC, realizó una demanda de acción colectiva contra las comercializadoras de productos transgénicos, así como a las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Sagarpa y Semarnat).

A través de la demanda, Colectivo AC pide a la justicia reconocer claramente que, al expedir permisos comerciales de siembra de maíz transgénico se pondrá en riesgo al grano nativo, en violación con la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (LBOGM). En otras palabras, reclama la anulación definitiva de la entrega de autorizaciones.

El Juzgado XII en Materia Civil del Distrito Federal emitió una medida precautoria en septiembre de 2013, la cual suspende la entrega de avales durante el tiempo del proceso judicial.

Año y medio de batalla jurídica más tarde, distintas cortes de justicia desecharon 16 de los 22 amparos interpuestos por las multinacionales, la mayoría de ellos destinados a tumbar la medida precautoria.

René Sánchez Galindo, representante de Colectivo AC en el juicio, informó que “hoy el Quinto Colegiado Civil ratificó la medida precautoria, la suspensión de siembra seguirá surtiendo efectos; y el Segundo Colegiado Civil desechó en definitiva un amparo de Pioneer Dupont”, al añadir que “todos los amparos buscaban levantar la suspensión de siembra por distintas vías”.

Precisó que el miércoles pasado, el Sexto Colegiado Civil negó un amparo de Dupont, y que la semana pasada el Cuarto Colegiado Civil, declaró improcedente otro amparo de Monsanto.

Ayer, el juez Jaime Manuel Marroquín Zaleta –que Monsanto trató de botar del proceso judicial en marzo pasado— demandó en una sentencia dejar de lado las impugnaciones y abrir el juicio para llevar a cabo la discusión de fondo.

“La aplicación de los principios jurídicos cobra especial relevancia por la trascendencia de la cuestión que se pretende someter a debate: la posible liberación de transgénicos, porque a juicio de este tribunal debe considerarse de orden público y de interés general”, advierte la sentencia.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.proceso.com.mx/?p=397158