En Milenio, el periodista, novelista e historiador Héctor Aguilar Camín, escribe: “entre el año 2000 y el año 2014, los estados y municipios recibieron transferencias por unos 355 mil millones de dólares de recursos federales, casi tres veces el monto, en dólares de hoy, del Plan Marshall que financió la reconstrucción de Europa (el Plan Marshall tuvo en su tiempo un valor de 17 mil millones de dólares, unos 160 mil millones de ahora). Con esos recursos federales, cuyo gasto aprueba no la Federación sino los congresos locales, hemos visto repetirse varias veces en los estados la catastrófica historia del presidente José López Portillo (1976-1982)”. (En sinembargo.com)