¿Quién entiende? Se critica a los políticos porque lo que menos hacen es defender o buscar el interés público y cuando gente ajena a las prácticas políticas pretende incursionar en ese tétrico mundo entonces se reclama que no tienen experiencia. Tal es el argumento que se manipula cuando gente del deporte y de la artisteada es invitada a participar como candidatos a cargos de elección popular. En efecto, los partidos políticos han “abierto sus puertas a personalidades que no pertenecen al mundillo político, lo hacen porque, o no cuentan con candidatos competitivos o porque andan a la pepena de votos y para darse a conocer acuden a gente famosa. Así, el PRI invitó a Bernabé Meléndez, “El Gatillero” (nombre artístico) para postularlo a diputado por el IV Distrito de Tijuana; Cuauhtémoc Blanco es precandidato a la alcaldía de Cuernavaca, por el Partido Social Demócrata y según encuestas no ganará pero le acercará votos a ese partido pare efectos de conservar su registro. Reconoce Cuauhtémoc “Yo no he votado desde hace mucho tiempo porque ya no creemos en los políticos… No soy político. Me lanzo por ustedes”, obviamente, dice verdad cuando declara que no lo hace por dinero ni por publicidad (hay que creerle porque no es un político). El Partido Encuentro Social pescó al doctor Abel Cruz Hernández, un reconocido doctor naturista con ánimo de ayudar a la gente y conciencia social “No esperemos un cambio, hagámoslo nosotros”, dice. 23 mil firmas separan al payaso “Lagrimitas” para convertirse en candidato independiente para la alcaldía de Guadalajara; una encuesta levantada recientemente lo ubica en buena aceptación de la ciudadanía tapatía. El actor Alejandro Camacho aceptó ser candidato a diputado por Encuentro Social, “A mí lo que me interesa es resolver o poner un granito de arena y una participación social para resolver estos problemas”. Sin embargo, la paradoja está presente: ¿buscarán esos partidos chicos a candidatos competitivos no solo para conservar el registro sino para darle una ayudadita al PRI para dispersar el voto de los inconformes?