Portada del libro.“Los Salinas. Retratos de los cachorros del poder”. Editorial Planeta.
Portada del libro.“Los Salinas. Retratos de los cachorros del poder”. Editorial Planeta.

Casi todo mundo en México ubica el apellido Salinas y a los hermanos Carlos y Raúl. Ambos pertenecen a una de las familias políticas del país más polémicas y controvertidas. El presidente cuyo partido consolidó la “dictadura perfecta” y el hermano al que muchos han nombrado de “incómodo”, por decir lo menos. Pero los Salinas son cinco hermanos y a su vez tuvieron descendientes. De ellos habla el periodista Alberto Tavira en su más reciente libro “Los Salinas. Retratos de los cachorros del poder, de Editorial Planeta, que se publicó a finales del año pasado y el cual se presenta este sábado 28 de febrero a las 14:00 horas en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

“¿Quiénes son y qué hacen los herederos de la dinastía Salinas de Gortari?” Se trata de una serie de 15 perfiles biográficos que muestra la historia de los herederos de los Salinas, la tercera generación que muy pocos conocen.

“Nos han corrido ríos de tinta con respecto a los Salinas de Gortari, pero desde la parte política, trágica, asesinatos, económica, desde el lado social, de levantamientos armados, pero nadie se ha dedicado a contar cómo sus hijos vivieron todo eso y el señalamiento de cómo dejaron Los Pinos”, refiere el periodista Alberto Tavira en entrevista con Animal Político.

¿Por qué Los Salinas?

“Los Salinas me parecen una dinastía política que tiene todos los ingredientes para captar la atención de todo el
público, de todas las generaciones. Es una familia poderosa, rica, influyente, y que han tenido en su vida y en su día a día el suficiente melodrama y los ingredientes para enganchar a la gente y querer saber más sobre su vida.
Han tenido traiciones, amores, desamores, divorcios, asesinatos, lucha por el poder. Evidentemente, a lo largo de todos estos años, más de 20, nos han tenido como espectadores de esta novela política y me parece seccional que ahora podamos tener un acercamiento desde este ángulo que es el de los hijos. Son más taquilleros que cualquier otra familia política. Hasta el momento que estaba haciendo el libro, después llegaron otros”.

Pero, ¿qué elemento fue clave para escribir un libro sobre los herederos de los Salinas?

“Cuando el presidente Peña Nieto presentó a su gabinete vi que como secretaria de Turismo designó a Claudia Ruiz Massieu Salinas. Se me prendió la chispa: están regresando los Salinas al poder. Hay una heredera del poder que ha regresado al más alto círculo del poder político en México como secretaria de Estado, como una de las cercanas al presidente y, lo primero que pensé fue: quiénes más de su familia, es más, qué están haciendo. Y esa curiosidad fue la que me llevó a investigar el resto, a recopilar información que había tenido de todos esos años y a recolectar otra inédita.

Los hijos de Sergio (uno de los cinco hermanos) son chavos. Han vivido en el total anonimato. Poca gente se ha dado a la tarea de saber en qué están y qué hacen. Vemos que si bien no están coqueteando con la política, sí están tratando de insertarse en el panorama. Nos podrán dar sorpresas en el muy corto plazo”, apunta Tavira, quien dirige el sitio CunadeGrillos.com.

¿Qué tan difícil es ser hijo de un expresidente, como el caso de Emiliano, hijo del primer matrimonio de Carlos Salinas?

“El estigma más difícil del mundo que les ha tocado, pero a Emiliano y a todos los demás. Particularmente a Emiliano porque de él toda la sociedad esperaba fuese el heredero directo de su papá y sin embargo decide que bajo ninguna circunstancia va a seguir el camino de su padre, no tiene ganas. Y no sólo eso, se dedica a un asunto filantrópico, de desarrollo humano un poco raro en el sentido que no dudaría que a don Carlos sí se le haya desconfigurado el rostro cuando supo que su hijo estaba muy alejado del protocolo, de lo que para él los había entrenado. Ha vivido con ese señalamiento en todos los sentidos y desde hace 20 años”.

No siempre en política se dice que de tal palo es tal astilla.

¿Un miembro de los Salinas discreto?

“Claudia Ruiz Massieu, (actual secretaria de Turismo e hija de José Francisco Ruiz Massieu) se la pasaba en París y no decía que era sobrina del Presidente o que su papá había sido gobernador. Viajaba en metro y se hacía llamar Claudia Ruiz, que hasta este momento nadie conoce”.

¿En este momento hay ADN suficiente para que alguno de Los Salinas pueda llegar a Los Pinos?

“En este momento no, el repudio de la sociedad hacia los partidos políticos, hacia el PRI, hacia a todo lo que huela a Presidencialismo. Me parece que no es el más afortunado, pero no descartaría que en el corto plazo podamos ver quizás a Juan José Salinas (hijo de Raúl Salinas) como diputado o aspirando a una diputación federal. Y habría que ver cómo le va a Claudia en la secretaría de Turismo porque podría ser el trampolín para después verla en una boleta electoral para las elecciones presidenciales de ese año”.

Los nuevos Salinas ahí están, en el primer círculo de la política, en la academia, incluso haciendo filantropía o literatura. Y sí, los Salinas también han llorado, todo ello narra Alberto Tavira en “Los Salinas. Retratos de los cachorros del poder”.

Este es el árbol genealógico de los Salinas.

VER ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.animalpolitico.com/2015/02/los-salinas-estan-de-regreso-donde-estan-quienes-son/