Por Mario Mijares
09 de febrero de 2015

1.- José Antonio Mansur Beltrán, delegado de la oficina de Economía en la región de Veracruz, se presentó a la primera reunión de “Otero Ciudadano” 2015. Se dice que al hombre se le conoce hablando, y así es, pues no sabía mucho de él hasta ese día. Según su currículo copiado de Facebook, es Licenciado en Negocios con especialidad en Finanzas, egresado del Instituto Tecnológico Superior de Monterrey (ITESM Monterrey). Cuenta con Maestría en Administración de Empresas y Entrepreneurship por la Universidad de Texas en Austin, EUA. José el miércoles 4 de enero al terminar su alocución e intervenciones, mostró el “discurso del error”, muy similar al recién exgobernador Fidel H. Beltrán, con el contraste que este último no es tan sencillo descubrirlo porque habla como “tarabilla”.

2.- Jacques-Marie Émile Lacan, médico psiquiatra y psicoanalista francés conocido por los aportes teóricos en la experiencia analítica, investigó sobre “El discurso del error”, en donde expone un ejemplo y dice: “Sí empecé diciendo que las rosas son plantas que viven generalmente las 24 horas, bajo el agua y resulta que termino, mi discurso diciendo que permanecí un día entero en un sitio donde había rosas”: “es de suponer que no puede permanecer un día entero bajo el agua”, tales deslices son muy comunes entre los demagogos.

Este es un ejemplo del tipo de discurso que José Antonio Mansur Beltrán, realiza, y es debido a ese entusiasmo que sienten los hombres, cuando poseen eso que se llama “autoridad tiránica”, y que los sociólogos le llaman “poder”. Además el caso patológico del delegado de Economía, es muy común en los “Juniors”, expresión que también tiene infinidad de paráfrasis. En Estados Unidos de donde viene el término: éste puede ser un estudiante de primaria o high school; también younger people, un joven; o son with father´s name. Para los mexicanos no es otra cosa que; “un hijo de mamita”. A este tipo de júnior los enseñan desde pequeños a ordenar, y a salirse siempre con la suya, pues todo lo ven, con sus propias gafas.

En México, desde hace cuarenta años, en los gobiernos de los tres niveles, han arribado este tipo de juniors, muy al estilo del actual “presidente” EPN, los cuales son berrinchudos, y sí las personas que los escuchan no piensan como ellos (y no los aplauden) se sienten frustrados. José Antonio, tiene bien entendido lo que aprendió de niño y lo amarró en EUA; For me It´s good, o bien, It is OK for me, (para mí está bien). Recordé el axioma de La Boétie que señala; El poder de uno solo, a partir de que asume el título de amo, pasa a ser duro y desatinado”. Sin duda, es el tipo de ofuscación que refleja Mansur Beltrán. Y debido a esa manía pública, fue literalmente nalgueado por José Zaiden, un hombre al que pocas veces se le ve irritado, y tuvo que poner un stop it (para estar a tono).

3.- En su discurso positivista y funcional, tal como los enseñan en las universidades privadas, realizó su arenga que por cierto, al parecer la tiene bien ensayada, pues al irme a Google, para saber más de él. Leí su intervención cuando le dieron el nombramiento de Delegado y puedo asegurar que es el mismo discurso, véase:

http://www.veracruzanos.info/jose-antonio-mansur-nuevo-delegado-de-la-secretaria-de-economia-en-veracruz/.

El clásico, “trabajaremos en equipo, los empresarios son los que tienen que determinar por dónde debemos ir, tenemos inversiones extranjeras que están habidas de arribar a Veracruz, ya que tenemos una tierra de grandes oportunidades” […]

4.- Lo más risible o estúpido es cuando invitó a los que estábamos escuchando, la mayoría de clase media; para “abrir nuestros propios pozos petroleros”, el cual según él sería un gran negocio sacar algunos barriles “the oil”. La verdad es que también como asesor financiero se moriría de hambre, pues ¿Quién c… se arriesgaría en este momento perforar un pozo? cuando el precio del barril está por los suelos. En ese instante, me retiré no podía seguir escuchando las clásicas promesas y reclamos ya conocidos por todos los que continuamente asistimos a esas reuniones Y así después del show todos felices y sonrientes para la foto.