Si hay alguna noticia que interesa al común del hombre de occidente es la relativa al mundo del futbol soccer, millones de seres humanos están compenetrados de cuanto sucede en ese universo. Por esa razón se habrán enterado de la bronca que enfrenta Javier “El Vasco” Aguirre por una investigación que se sigue en España sobre un posible “amaño” en un juego en el que en 2011 participó el Zaragoza, entonces dirigido por Aguirre. En el fondo esa fue la razón para que la Federación de futbol japonesa le diera las gracias y de baja al mexicano en la dirección técnica de su equipo nacional. Ahora que The New York Times saca a relucir que un político mexicano, José Murat, tiene propiedades en la ciudad de la gran manzana y de las noticias que llegan de Suiza sobre una lista de cuentahabientes involucrados en una red de defraudación fiscal en la que figuran no pocos mexicanos, el mundo pensará que aquí nos ahogamos en corrupción. ¿Será que no?