En aquella entrevista que le hiciera Imagen del Golfo la semana pasada, el gobernador mencionó a los senadores José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, y a los candidatos a diputados Erick Lagos, Jorge Carvallo y Alberto Silva en el sentido de que apoyaría al mejor posicionado para la candidatura al gobierno de Veracruz en 2016. No pocos calificaron esa aseveración como muy “apresurada” porque los tiempos aún no maduran las circunstancias y estas cambian a cada momento cualquier diagnóstico en ese sentido, y qué decir de los pronósticos, que son tan maleables como el mismo número de aspirantes. No mencionó el gobernador al diputado Alejandro Montano Guzmán, quien fue hombre fuerte en el gobierno de Alemán Velasco, preside en la Cámara Federal de diputados la Comisión Desarrollo Social y está pujando significativamente en la esfera federal; que el lunes pasado en San Andrés Tuxtla el presidente Peña Nieto le expresara: “Vas muy bien Alejandro, síguele”, no es poca cosa en el lenguaje críptico de la política.