23masones

 

PLAYA DEL CARMEN, MX.- La llamada “Gran Logia Soberana de Quintana Roo”, una agrupación de masones formada por miembros expulsados de la original Gran Logia del Estado “Andrés Quintana Roo”, tendrá esta semana un fastuoso congreso de 4 días en un lujoso hotel de la Riviera Maya, el cual, al menos en parte, está siendo auspiciado y hasta financiado por autoridades estatales y municipales que, a cambio, han recibido ‘reconocimientos’ al vapor y nombramientos ‘patito’ dentro de esta orden.

Este es el caso del Gobernador Roberto Borge Angulo, y los Alcaldes de Benito Juárez y Solidaridad, Paul Carrillo de Caceres y Mauricio Góngora, quienes han sido investidos, por la vía del ‘fast track’, de nombramientos y grados de maestros masones, aunque dichos títulos no son reconocidos por los masones de otras logias con presencia en Quintana Roo.

La Masonería es un Orden Iniciática y Filosófica que durante casi tres siglos se ha organizado de manera especulativa con el objetivo de conjuntar esfuerzos entre sus miembros, para realizar estudios, debatir ideas y fomentar criterios en base a los principios inalienables de Libertad, Igualdad y Fraternidad, logrando hacer de sus miembros personas mejores que fomenten y actúen en la destacada participación de sus comunidades.

Por ello, para los masones verdaderos, vender grados a quien no los tiene, e incluso en ocasiones a personas con orígenes antimasónicos de la derecha, es “absoluta corrupción”, porque sólo tratan de comprar las conciencias de los demás integrantes del gremio y su aceptación.

Este es el caso de los integrantes de la “Gran Logia Soberana de Quintana Roo” que, tras ser expulsados de la original Gran Logia del Estado “Andrés Quintana Roo”, conformaron un nuevo grupo que ha sido fuertemente criticado por vender y entregar, por favores y a conveniencia, por la vía del ‘fast track’, títulos de “maestros masones” a varias autoridades de Quintana Roo sin que estas cumplan con los requisitos de las verdaderas órdenes masónicas que en su inmensa mayoría se distinguen por sus normas estrictas para aceptar a nuevos miembros.

No obstante, esta semana, esta agrupación buscará ratificar sus alianzas con estos gobiernos priistas con una serie de actos en los que pretenden investirse de la legitimidad que no tienen.

Los organizadores de este congreso son Javier Villanueva Marrufo, quien se identifica como presidente de “Laica Internacional en Quintana Roo”; Carlos Jorge Ochoa Arjona, presidente ejecutivo, y el coordinador general, Mar García, éste último, un personaje bastante polémico al ser cesado de la subdirección de Tránsito en el gobierno de Paul García por conductas irregulares nunca aclaradas en un presunto caso de acoso sexual.

En junio del año pasado, en Noticaribe ya se había publicado que desde el 2002, Mar García Mendez, José Trinidad Alcocer Bravo y el notario Jorge Rodriguez Carrillo fueron expulsados de la llamada Muy Respetable Gran Logia del Estado “Andrés Quintana Roo” por supuestas conductas indecorosas y por lo que una fuente masónica llamó una “clara ambición” manifestada en querer iniciar a la masonería a políticos encumbrados, a quienes les ofrecieron cargos y grados masónicos, a cambio de favores personales.

En su nueva agrupación, a estos masones esta estrategia les ha valido para colocarse en cargos púbicos en diferentes momentos e, incluso, hasta para dilatar la acción de la justicia, según se afirma.

Este sería el caso del propio Mar García Méndez y José Trinidad Alcocer Bravo, quienes enfrentan varias demandas en los juzgados de Cancún y Chetumal, respectivamente, sin que sus casos prosperen.

En el caso de Mar García, éste tiene demandas por venta de terrenos en la zona de la Ruta de los Cenotes de Puerto Morelos y también por acoso sexual, una en Playa del Carmen y otra en Cancún, que fue la que le costó el puesto como subdirector de Tránsito. En el caso de José Trinidad Alcocer, tiene una demanda en el Juzgado Primero en Chetumal por despojo.



EL CONGRESO

De acuerdo con el programa de este encuentro que se realizará en Quintana Roo a partir del martes 24 de febrero, los invitados nacionales e internacionales serán recepcionados en el aeropuerto de Cancún y trasladados al hotel sede, el Iberostar Playa Paraíso, en la Riviera Maya.

El miércoles, a partir del mediodía, se realizará el registro de los participantes y a partir de las cinco de la tarde se tiene programada la inauguración con la presencia del Gobernador Roberto Borge a quen se le entregará un “reconocimiento al Mérito Turístico” a nombre “de la Masonería Universal”, a cargo del autollamado “Muy Poderoso Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo”, Manuel Jiménez Guzmán.

Al finl de este teatro, se realizará la toma de la foto oficial.

A partir de las seis de la noche se realizará la conferencia ‘La Masonería y la Cultura Maya’, a cargo del antropólogo Carlos Villanueva, y de ahí y hasta las once de la noche habrá tiempo para lo que eufemísticamente se ha llamado un “brindis rompehielo”.

El jueves, los participantes en este Congreso serán recibidos en el Palacio Municipal de Benito Juárez por el Alcalde Paul Carrillo de Caceres, a quien este grupo convirtió, apenas el año pasado, por la vía del ‘fast track’, en Maestro Masón.

Allí, los congresistas serán declarados “visitantes distinguidos” para lo cual se realizará una ceremonia en la Plaza de la Reforma junto al monumento a Benito Juárez García.

Posteriormente, todos se trasladarán a la Ruta de los Cenotes donde se inaugurará el “Primer Edificio Masónico, Laico y Ecuménico AKONI OLOFIN”, cuya primera piedra fue puesta por el propio Paul Carrillo de Caceres a mediados del año pasado.

Por la tarde, en el hotel Iberostar se realizará una comida que correrá a cuenta del Alcalde de Solidaridad, Mauricio Góngora, quien es otro de los clientes de este grupo de supuestos masones, ya que también le concedieron por la vía del ‘fast track’ el título de Maestro Masón Grado 32, al cual pocos llegan, en los verdaderos grupos masónicos, sólo después de muchos años de estudios.

Pero la cosa no termina aquí, porque el viernes 27 de febrero, en una ceremonia programada para las 8:30 horas, el propio Mauricio Góngora volverá a demostrar su compromiso y agradecimiento con este grupo pseudomasónico al declararlos visitantes distinguidos y regalarles una estatua de Benito Juárez que estará ubicada en un hemiciclo en el nuevo palacio municipal de Solidaridad, en la zona poniente de Playa del Carmen, la cual, por supuesto, no la paga el Alcalde con su dinero, sino con el de las arcas públicas.

Más tarde, se tiene programada una última conferencia en el hotel sede e inmediatamente después, alrededor de las seis de la tarde, la clasura. (Noticaribe)

http://noticaribe.com.mx/2015/02/23/venden-espejitos-masonicos-a-cambio-de-nombramientos-al-vapor-autoridades-cobijan-convencion-de-masones-expulsados-en-quintana-roo/