Dice el diputado Julen Rementería que debe investigarse por qué el Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano no ingresó en 2014 al menos la misma cantidad que en 2013 pues resulta una diferencia de 190 millones de pesos, y deduce que es un déficit inducido, sólo para justificar la privatización de ese organismo. Al menos debiera investigarse esa enorme diferencia en el ingreso pues es lógico que en vez de descender el número de conectados a la red, haya aumentado con el consiguiente incremento de los ingresos.