Al fin dio la cara el director del Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Carlos Sosa Ahumada, para reconocer el adeudo con personal que labora en la dependencia de que es titular y que ayer se manifestaron en protesta por falta de pago. El adeudo asciende a 7 millones de pesos por concepto de sueldos a activos y no devengados a ex empleados de ese Comité. La única “solución” que explicó a los manifestantes es que no hay dinero y están a la espera que la Secretaría de Finanzas les remita la mensualidad. A buen palo se arrima.