La semana pasada, Luis Gerardo Pérez Pérez, declaró que no entraría al relevo de Omar Cruz a la alcaldía de Medellín de Bravo, en caso de que se comprobara su intervención en el homicidio de Moisés Sánchez, tal como argumenta la Fiscalía. Gerardo Pérez es el suplente de Omar y ahora se apunta para suplirlo si fuera necesario porque, dice, conoce los problemas de la población y se declara listo en caso del desafuero de Omar. Es de sabios rectificar, y siempre habrá un porqué.