La fuerte presión social de empresarios y pobladores de Coatzacoalcos y poblaciones circunvecinas obligó al gobierno del estado a dar marcha atrás en su intento por incrementar la tarifa del peaje sobre el puente Coatzacoalcos I que la semana pasada había anunciado el secretario de gobierno Gerardo Buganza de manera unilateral, sin atender la situación económica de aquella zona veracruzana. Pero la crispación social que día a día se siente en la región no se hizo esperar y solo así obligó a dar marcha atrás al aumento de la cuota por atravesar sobre el Puente Coatzacoalcos I.