“Ninguno de los firmantes queremos, deseamos o buscamos ser el periodista asesinado número 12 en Veracruz, sólo en lo que va del actual sexenio del Gobierno Estatal”, dicen en su carta-manifiesto al presidente de la república periodistas del sur veracruzano. Preocupados por los últimos acontecimientos, que han enlutado al gremio periodístico, los trabajadores de la pluma se quejan abiertamente de la actitud asumida por la agente del ministerio público en Coatzacoalcos: “la más artera de éstas: la ordenada por la subprocuradora de Justicia en el Sur de Veracruz, Samira del Carmen Khouri Colorado, en contra de tres comunicadores que cometieron el delito de realizar la cobertura informativa sobre el hallazgo de fosas clandestinas en Coatzacoalcos”. Sin duda, la inseguridad que priva en el sur de la entidad veracruzana ha generado una psicosis intensa, y no sólo entre el gremio de reporteros sino al interior de la sociedad en general.