Según Marcelo Ebrard, la Comisión que revisó y aprobó una investigación respecto al posible daño patrimonial en la construcción de la Línea 12 del Metro, tuvo propósitos de revancha porque le atribuyen haber filtrado el asunto de la Casa Blanca de Peña Nieto, lo que es “una falsedad total”, dice Ebrad. Y Andrés Manuel López Obrador considera a Ebrard víctima de una “ataque orquestado” por el Secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong y por Peña Nieto el presidente mexicano, “Es la mano negra de Chong y Peña, asegura el Peje: “La experiencia me dice que cuando los medios le dan mucho seguimiento a un tema es porque viene del gobierno de Peña”.