1 Yunes

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de febrero.- Por fin, tras dos años de largas en discusiones y controversias, la mañana de este jueves las comisiones unidas de Hacienda, Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Primera, aprobaron por mayoría absoluta el dictamen de Disciplina Financiera para Estados y Municipios, mediante la cual se prohíbe rotundamente que los gobernadores, cualquiera que sea su signo partidario, puedan endeudar a sus estados indiscriminadamente.

Además, este dictamen –que pudiera pasar hoy mismo a primera lectura en el pleno– también impide que los congresos locales aprueben préstamos para gasto corriente; se endurecen los requisitos de endeudamiento para eventuales reestructuras en estados y municipios con problemas; y además, se dan dientes a las autoridades financieras para monitorear y eventualmente sancionar a aquellas entidades locales que no cumplan o pretendan no cumplir con estas disposiciones.

Con todo esto, señalaron los legisladores, se establece una mayor fiscalización sobre el endeudamiento público y sobre la garantía de la federación que pudiera darse para los estados y municipios

Por cierto, a la mera hora, las señaladas comisiones unidas avalaron en su contenido total el texto del proyecto de dictamen proveniente de la colegisladora, la Cámara de Diputados, en sus términos. Es decir, sí se está avalando que haya una comisión bicameral que analizará desde el Congreso de la Unión el comportamiento y las eventuales deudas que contraten los estados y municipios en todo el territorio nacional, tema controvertido al que la Cámara Baja había puesto freno en estos últimos 24 meses.

Al respecto, Alejandro Encinas, secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales, llamó la atención sobre el largo y sinuoso camino que ha tenido esta reforma constitucional, mientras que en el inter la deuda de varias entidades y alcaldías seguía subiendo.

José Francisco Yunes, presidente de la Comisión de Hacienda, resaltó por su lado que esta jornada constituye un paso histórico porque con esta reforma constitucional se pone orden a un problema que pudiera amenazar las finanzas públicas hacia futuro. Hay que recordar que de acuerdo con datos recientes, ya representaban casi 500 mil millones de pesos; es decir, arriba del 3 por ciento del Producto Interno Bruto.

Y con todo esto, señalaron los legisladores, se establece una mayor fiscalización sobre el endeudamiento público y sobre la garantía de la federación que pudiera darse para los estados y municipios.

dgp