Rúbrica
Por Aurelio Contreras Moreno

 Inopinadamente, el comité organizador del Hay Festival anunció el viernes pasado su decisión de cancelar su edición mexicana de este año, luego de la carta que un grupo de escritores y periodistas le envió solicitando quitarle al estado de Veracruz la sede de este encuentro literario internacional.

Como ha sido ampliamente comentado, el argumento para pedir que Xalapa dejara de albergar el Hay Festival es el clima de persecución contra la libertad de expresión y el periodismo libre en el estado, recrudecido tras el asesinato del reportero comunitario del municipio de Medellín de Bravo, José Moisés Sánchez Cerezo.

El objetivo la petición de los intelectuales, como se citó antes en este espacio, era evitar que el gobernador veracruzano Javier Duarte de Ochoa lucrara políticamente con el festival, mientras en la entidad se sigue asesinando y hostigando a los periodistas.

Pero lo único que se logró, como también se señaló aquí antes, fue privar a la sociedad veracruzana de un foro desde el que se podría haber hecho un pronunciamiento condenando la violencia que prevalece en el estado. Se anuló un espacio de libertad de expresión y de intercambio de ideas, a cambio de absolutamente nada.

Porque a Javier Duarte no le movieron ni un pelo. Al contrario. El Hay Festival se había convertido en una piedra en el zapato del gobierno estatal precisamente por las críticas que durante todas sus ediciones celebradas en Xalapa se hicieron a las gravísimas condiciones en las que se ejerce el periodismo en la entidad.

Tan no le importó al gobernador de Veracruz que “le quitaran” el Hay Festival, que no hizo nada por retenerlo, a pesar de que su administración contaba con “certeza legal” de que éste se realizaría durante 2015 y 2016 en Xalapa, pero “por convicción no haremos valer dichas garantías. En el estado tenemos espíritu constructivo”.

Incluso, le dieron la oportunidad a Javier Duarte de mostrar su “magnanimidad”, al anunciar que hará su propio festival literario en Xalapa, también en el mes de octubre. Y por supuesto, ahí no habrá la menor crítica a su desempeño como gobernante ni referencia alguna a los crímenes contra periodistas, que para el mandatario veracruzano son responsabilidad de “los enemigos de la libertad de expresión, los fanáticos, como quedó demostrado en el trágico suceso del Semanario Charlie Hebdo en París”.

No contento con ello, y para mostrar que no le preocupa que ya no lo dejaran tomarse fotos con personajes como Salman Rushdie, Duarte de Ochoa trajo este fin de semana a Veracruz al embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, para que declarara a los medios que “el Gobernador es un luchador de los derechos de la democracia”. El chiste se cuenta solo.

Mientras el Hay Festival se va de Xalapa para preservar la “dignidad” de la clase intelectual y mostrar “respeto” por los periodistas asesinados, en Veracruz amenazaron a otro reportero, Daniel Orozco, quien trabaja en el periódico La Red de Coatzacoalcos, luego de que publicó el hallazgo de una fosa clandestina en aquella región. “¡Bájale de huevos! ¡Te tenemos ubicado! ¡Te vamos a romper la madre! ¡Por hocicón te vamos a partir la madre!”, fueron los mensajes que le enviaron a su teléfono móvil. ¿Alguien se siente más seguro en Veracruz porque “exhibieron” al gobernador?

Uno de los firmantes de la carta, el escritor Benito Taibo, publicó el sábado en su cuenta de Facebook que “los que más perdieron en este jaloneo, son sin duda, los habitantes de Xalapa, que dejarán de tener un festival internacional importantísimo, dónde podían escucharse muchas voces críticas y agudas ligadas a la cultura. Y un trozo importante de cultura en sí misma. El gobierno de Veracruz ha dado tibias declaraciones al respecto y no parece acongojarse demasiado. Esencialmente parecería que le da lo mismo”.
“Tal vez, esperábamos demasiado. Y lo que esperábamos no era lo que obtuvimos.
Esperábamos que cesaran las agresiones a periodistas, que regrese a Veracruz el estado de derecho y que cese la impunidad. Y obtuvimos la desaparición de un festival cultural de primera, una trinchera y un foro. Me parece que metimos la pata”, admitió Taibo.

Sí. Se equivocaron.

Email: aureliocontreras@nullgmail.com

Twitter: @yeyocontreras