El Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, rechazó tajantemente la declaración de peritos argentinos acerca de posibles errores en la investigación sobre los desaparecidos de Ayotzinapa, porque “no es aceptable sembrar dudas”, además de que sus conocimientos se limitan a antropología, criminalística y genética “por lo que sus alcances en conocimiento de otros dictámenes no son válidos como expertos”… no es autoridad y su función se circunscribe únicamente al análisis antropológico y genético”. Todo porque el equipo de Argentino de Antropología Forense alega procedimientos defectuosos en la investigación sobre los 43 desaparecidos. “De manera científica, ha quedado plenamente comprobado que los sedimentos y otros indicios encontrados en la bolsa del Río San Juan, corresponden químicamente a los encontrados en el basurero de Cocula, por lo que cualquier opinión diferente a ese respecto resulta hipotética y lejana a la realidad”, concluye la PGR.