Aún sin el Delegado especial, Servando Chávez, fundador de los Caballeros Templarios, alias “La Tuta” o “El Profe” fue detenido y, según las fuentes periodísticas, conducido al Distrito Federal. Alguien se hizo acreedor a la recompensa de 30 millones de pesos por proporcionar información para que fuera detenido este poderoso personaje que públicamente ha reconocido que se dedicaba al tráfico de drogas. Pero también se dedicó al tráfico con el poder, de cuánto sabe sobre personajes de la vida política michoacana seguramente ahora podrá contarlo a las autoridades ministeriales y, además, con documentos fehacientes como videos y grabaciones. Con su detención se cierra un capítulo en el que merecen especial reconocimiento quienes, cansados de las extorsiones, secuestros robos, asaltos, ofensas personales y familiares decidieron levantar la voz con un ¡Ya Basta! Mireles y Mora deben sentirse satisfechos por su proeza.