La reconocida periodista Denise Maerker, dice en su colaboración de hoy a El Universal:“nadie está pidiendo que los políticos nos digan todo [..]. Los que se muestran más allá de lo que se necesita son ellos. Nadie les exige que salgan en revistas de sociales ni que nos enseñen sus casas y su forma de vida. El exhibicionismo es de cada quién y no una condición para tener éxito en la política […]. Lo que se discute hoy es mucho más simple y básico: Cómo crear instituciones creíbles que pongan límites al uso privado del poder y de los recursos de todos […]. Querer saber quién hace qué con el dinero público, hoy, en nuestro país, no es sólo una legítima demanda política, a ratos parece, a juzgar por las resistencias, una exigencia francamente subversiva”.