Ayer se llevó a cabo el Taller de depuración de cuentas y actualización del inventario enfocado a la modernización, un título tan largo como el cuento que encierra el discurso aquel de que las irregularidades se sancionan conforme a la ley, tal cual dijo el presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso local, porque se sanciona sólo al que se les indica ya que ni el Orfis ni la Comisión son auténticamente autónomos ni independientes pues está más que comprobado que obedecen a consignas y conforme a ellas actúan.