Mala jugada nos jugaron las circunstancias a los veracruzanos el día de ayer en que visitó la ciudad de Veracruz el gobernador de los Estados Unidos Anthony Wayne pues se produjo una balacera con el resultado de una persona muerta en el Fraccionamiento Reforma en un enfrentamiento de las fueras del orden y malhechores que se dieron a la fuga. No se lleva una buena impresión de cómo están las cosas en nuestra entidad y nosotros no quedamos bien parados porque precisamente el gobernador le planteó el asunto de los “alertamientos” que hace el gobierno del vecino del norte. Obviamente, Wayne se habrá ido con la intención de hacer un alertamiento más respecto de la entidad veracruzana.