CNTE1

Ciudad de México, 12 de febrero (SinEmbargo).– Pese a que se había contemplado una sola jornada de protestas por 72 horas, este jueves se cumple el cuarto día de plantón en el Monumento a la Revolución, en la Ciudad de México, por parte de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Ante la posibilidad que los maestros regresen a las calles, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) mantiene un operativo con granaderos para impedir que los docentes bloqueen, una vez más, la Avenida Paseo de la Reforma.

El miércoles, cerca de las 13:30 horas, mientras la disidencia del magisterio realizaba un mitin, autoridades de seguridad de la Ciudad de México y del Gobierno federal implementaron un operativo de desalojo que terminó por replegar a los manifestantes a su campamento en la Plaza de la República y liberar la circulación de la emblemática Reforma.

El Secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Héctor Serrano Cortés, destacó que el protocolo utilizado para desalojar este día a los maestros de la CNTE del Paseo de la Reforma, fue diseñado en conjunto con la Policía Federal y la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSPDF)

“Confiamos que maestros de la CNTE regresen a Oaxaca”, publicó en su cuenta de Twitter. Agregó que el desalojo se reportó un saldo blanco.

En respuesta, Rubén Núñez, el secretario general de la sección 22 de la CNTE, dijo que la Coordinadora repudiaba la “acción fascista del Estado” y adelantó que el 30 por ciento de los maestros se quedará en el plantón. Este grupo, dijo, mantendrá protestas y bloqueos por la ciudad, también pidió tomar el Zócalo capitalino.

“La acción que se dio aquí en el Distrito Federal no lo vamos a permitir, por eso hacemos el llamado fraterno para que desde hoy manifestemos, aquí mismo en Paseo de la Reforma y vallamos al Zócalo de la capital por que es el espacio de los mexicanos, es el espacio público donde todos deberíamos manifestarnos”, agregó Núñez.

El líder magisterial hizo un llamado a la sociedad civil y otras organizaciones a que sumen fuerzas para tomar el Zócalo del Distrito Federal.

También afirmó que se los líderes de las secciones acordaron que se quedaría el 20 por ciento de los maestros en el Monumento a la Revolución; sin embargo, ante la presencia de granaderos, se elevo a 30 por ciento y se espera que en el campamento permanezcan 16 mil docentes.

“Representaría unos 16 mil maestros de la sección 22 en esta gran ciudad, para mantener la lucha y no la represión” dijo Rubén Núñez.

José Antonio Altamirano Ojeda, uno de los líderes del movimiento, comentó que la gran mayoría de los maestros ya se fue y en el plantón hay menos de mil docentes.

SinEmbargo pudo constatar que muchos de los manifestantes comenzaron a preparar su regreso a casa. Inclusive, en un recorrido en el campamento, se pudo observar que hay menos casas de campaña.

En entrevista para este diario digital, un maestro de la región de la sierra aseguró que ya les habían avisado que podían regresar a dar clases. “Así estuvo planeado desde el principio: tres días nada más”, dijo.

Por la mañana del miércoles, profesores denunciaron que la presencia de uniformados y de un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) fue parte de una “estrategia de intimidación”.

Justo en la glorieta del Ángel de la Independencia, el contingente realizó un mitin indefinido para pedir que su comité fuera atendido en la Secretaría de Gobernación (Segob) para negociar con autoridades federales las demandas pendientes.

La noche del martes, luego de dos días de negociaciones, el comité de la CNTE logró el depósito de quincenas atrasadas y se aprobó el pago a 284 maestros que faltaban de cobrar, así como la regularización de 3 mil docentes que no aparecían en la nómina federal.

El Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, declaró que su administración revisará lo correspondiente a las escuelas que son irregulares y que mantenían un conflicto entre la Sección 22 de la CNTE y la Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Respecto a la Ley Estatal de Educación, una de las demandas de los maestros disidentes y que intenta ser una contrarespuesta a la Reforma Educativa, el mandatario oaxaqueño detalló que la discusión ya se encuentra en el Congreso local desde hace seis meses y que exhortará a los legisladores a que se revise y, si es el caso, se apruebe.

Por otra parte, los casi mil establecimientos instalados en Plaza de la República y Paseo de la Reforma reportaron pérdidas por 29 millones de pesos, durante los tres días de protesta de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

En un comunicado, la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope-Servytur) señaló que el  miércoles las ventas no realizadas en comercios de Paseo de la Reforma ascienden a nueve millones de pesos.

En tanto, en Plaza de la República, Bucareli y Morelos la ausencia de consumidores y clientes evitará de nuevo ventas por 3 millones 500 mil pesos, lo que deja un saldo por estos “tres días negros para la ciudad, comerciantes, empresarios y trabajadores, de 29 millones de pesos”.

Respecto al campamento, los dirigentes aseguran que permanecerá por tiempo indefinido en el Monumento a la Revolución. En tanto,  el secretario general de la sección 22 de la CNTE, Rubén Núñez, informó que ya se planean nuevas movilizaciones para exigir que se cumplan sus demandas como la renuncia del Presidente Enrique Peña Nieto, la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, libertad a sus presos políticos y la Ley de Educación Estatal de Oaxaca, ente otras.

Ver esta información en: http://www.sinembargo.mx/12-02-2015/1247665