B8TBERgCEAAyOiB-d-440x264

MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) solicitó formalmente a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que investigue y suspenda de sus cargos a los funcionarios en Quintana Roo que dieron el aval para la construcción del proyecto comercial Dragon Mart Cancún.

Asimismo, la Profepa pidió al gobernador Roberto Borge y al alcalde de Benito Juárez, Paul Michel Carrillo, iniciar los procedimientos administrativos para cancelar las autorizaciones que las autoridades estatales y municipales le otorgaron a Dragon Mart.

El titular de la Procuraduría, Guillermo Haro Bélchez, anunció que actualmente también está promoviendo “dos juicios de lesividad” con el fin de nulificar las resoluciones –en materia de impacto ambiental y forestal– que avalaron este ambicioso megaproyecto comercial en 2012.

Y recalcó que el predio El Tucán, ubicado en el municipio de Benito Juárez y donde se empezaba a levantar Dragon Mart, es un terreno de vocación forestal, está reconocido como un ecosistema costero y es además una zona de refugio de aves en peligro de extinción, por lo que dicha obra violaba la normatividad en la materia.

Ver esta información en:

http://www.proceso.com.mx/?p=395573