Por Alejandro Soto Domínguez
21 de febrero de 2015
  • El Lic. Chirinos Calero protegió la ocupación en el Sector Primario, al final de su gobierno había 950 mil personas trabajando en actividades agropecuarias, con Miguel Alemán bajo a 620 mil, se fortaleció el éxodo veracruzano.
  • El Lic. Chirinos no endeudo al Gobierno, dejo recursos para el inicio de la administración del Lic. Miguel Alemán Velasco (MAV), fue austero en el gasto público, no existieron las edecanes y la flota de carros, helicópteros y aviones para los servidores públicos.
  • Con MAV solamente se reintegraron a la Federación por observaciones de la Auditoría Superior de la Federación 105.2 millones de pesos, en la actualidad esta cifra palidece, antes los miles de millones que hoy se regresan con Fidel y Duarte, Veracruz campeón nacional en reintregros.

 

Gracias al generoso espacio de Vocero de la Provincia, orgullosamente parte de la Organización Editorial Mexicana, empresa de medios de comunicación fortalecida en el ámbito nacional e internacional por la excelente dirección de Don Mario Vázquez Raña (Q.E.P.D.), en las últimas tres colaboraciones, me he referido a los logros y fracasos de las anteriores administraciones del Gobierno del Estado. En el caso del periodo del gobernador de Veracruz, Patricio Chirinos Calero (1o. de diciembre 1992 al 30 de noviembre 1998), cite la cifra de la pérdida de 104 mil de empleos formales (plazas de trabajadores afiliados al IMSS). Así también de la pésima negociación que realizaron sus colaboradores con la Federación al desincorporar los servicios de educación básica y de salud. Esta inequidad hasta la fecha la padece Veracruz, según SHCP y Coneval.

Sin embargo, ante la realidad del desequilibrio financiero que hoy padecen las finanzas del Gobierno del Estado, se engrandece la forma de gobernar del Lic. Chirinos: no endeudo al Gobierno, dejo recursos para el inicio de la administración del Lic. Miguel Alemán Velasco (MAV), fue austero en el gasto público, no existieron las edecanes y la flota de carros, helicópteros y aviones para los servidores públicos. Pero la principal contribución social y económica a favor de los que menos tienen, fue su política agropecuaria. El 6 de enero de 1992 a iniciativa del Presidente Carlos Salinas de Gortari, se reformó el artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para permitir que la tierra ejidal pasara a dominio pleno de los poseedores, con la finalidad de compactar y agrandar las unidades de producción, así también se desmantelaron las instituciones de fomento agropecuario, investigación y de estabilización de precios, por citar lo más importante. Ante esta realidad el Lic. Chirinos no dejo caer la ocupación agropecuaria, canalizo recursos propios para impulsar a actividad del campesino veracruzano. Al final de su gobierno, la Encuesta Nacional de Empleo indicaba en año 1998, 950 mil personas ocupadas en el sector Primario, Miguel Alemán Velasco, bajo esta cifra a 620 mil personas. Con MAV se fortaleció el éxodo veracruzano.

Las cifras que proporciona el VIII Censo Agrícola, Ganadero y Forestal, a pesar de que Miguel Alemán y Fidel Herrera no destinaron recursos propios para la reforestación, dejando casi en su totalidad el cuidado de los bosques a cargo de la federación (CONAFOR) y de los particulares, Veracruz ocupa el primer lugar en el ámbito nacional, en superficie reforestada, con un total de 10 mil 264 hectáreas, que representan el 14.1 por ciento del total nacional. La principal especie reforestada fue el pino, con 7 millones 522 mil 126 árboles, producto de contar con el mayor número de unidades de producción (UDP) con superficie reforestada del país, con un total 4 mil 071 unidades, que representaron el 27.5 por ciento del total nacional. Con el Lic. Patricio Chirinos Calero (PCHC), se establecieron las bases de la fortaleza de la actividad silvícola veracruzana. Además con pequeñas obras en la montaña del Cofre de Perote, tales como las presas filtrantes se evitaron hasta la fecha las barrancadas, los grandes aluviones de agua que afectaban los alrededores de la ciudad de Perote. También con PCHC no se dio la desviación de recursos federales. Existió un gobierno ordenado en términos financieros.

Con MAV, como ya se comento creció el gasto publico de forma exponencial, tanto que llamo la atención de la SHCP, pero los recursos federales fueron ejercidos con eficacia, especialmente los destinados a los pueblos indígenas y solamente se reintegraron a la Federación por observaciones de la Auditoría Superior de la Federación 105.2 millones de pesos. Conclusión, tanto PCHC y MAV, parecen unos santos, por los tiempos malos que afectarían a Veracruz a partir del primero de diciembre de 1994. Un desorden total, por decir lo menos.