prensa1

Ciudad de México, 17 de febrero (SinEmbargo).– Anthony Wayne, Embajador de Estados Unidos en México, expresó su preocupación por las agresiones a la prensa en México, y en particular las acontecidas recientemente en los estado de de Veracruz, Tamaulipas y Estado de México.

A través de una carta, el Embajador asegura que un ataque “contra la libertad de prensa es un ataque contra nuestros valores democráticos compartidos”.

Anthony Wayne asegura que si el crimen u otros actores amenazan a los medios, los periodistas dejan de reportar, se disminuye la intensidad de sus artículos y omiten detalles.

“Las fuentes de información dejan de ayudar a los reporteros. Los editores dudan con respecto a publicar las notas que detallan los crímenes y a los involucrados. Ya sea que los periodistas se vean obligados a cooperar con el crimen organizado o bien sean sujetos de represalias, todas nuestras sociedades sufren del vacío informativo que resulta de la intimidación en contra de los medios”.

El Embajador se reunió recientemente con periodistas de Veracruz, y también, por separado, con el Gobernador Javier Duarte de Ochoa. En ambas juntas recordó el apoyo de Estados Unidos a la libertad de prensa y de expresión. Destacó que un “ambiente abierto y vibrante de los medios de información conlleva beneficios al sector privado, a la sociedad civil y a todos los ciudadanos”.

Wayne afirma que el gobierno tiene la obligación de garantizar la libertad de expresión y que los periodistas estén protegidos. Por ello, asegura que debe “castigar a cualquiera que amenace a los periodistas o las organizaciones noticiosas”.

“Aplaudimos a los periodistas y organizaciones de medios que mantienen la integridad de su profesión ante la intimidación y la violencia criminal, y hacemos un llamado a todos los miembros de la sociedad a que apoyen el trabajo que hacen estos periodistas para reportar la verdad”.

Además, afirma que el gobierno y los ciudadanos tienen la responsabiliza de impulsar comunidades que promuevan la libertad de expresión y sobre todo, granizar que “los periodistas puedan llevar a cabo su papel crucial en sociedad abierta y libre”.

Finalmente el Gobierno de Estados Unidos recordó que la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID) dedica 5 millones de dólares anualmente para ayudar a reforzar las protecciones que México ofrece a periodistas y a los derechos humanos. Mediante la asociación con la organización “Freedom House”, la USAID apoya los esfuerzos del Gobierno mexicano para fortalecer el mecanismo que protege a periodistas y defensores de los derechos humanos.

La USAID también se asocia con organizaciones de la sociedad civil mexicana para dar seguimiento al progreso del gobierno mexicano en cuanto a protección a los derechos humanos, y para contribuir a reformas de políticas e instituciones relacionadas.

VERACRUZ

En el Gobierno de Javier Duarte, 11 comunicadores han perdido la vida, cuatro permanecen desaparecidos y al menos 13 han salido de la entidad y se catalogan como desplazados. El más reciente caso de violencia contra el gremio fue el de Moisés Sánchez Cerezo, director y editor del diario la Unión de Medellín, quien fue secuestrado y asesinado por la presunta orden Omar Cruz Reyes, Alcalde panista de Medellín de Bravo.

El 2 de enero pasado, Sánchez Cerezo fue sacado por hombres armados de su domicilio, junto con su cámara fotográfica, su computadora y su celular. El 3 de enero fue reportado como desaparecido y ante la lentitud de las investigaciones sus familiares acusaron al gobierno de Duarte de Ochoa de simular la búsqueda. Fue hasta el pasado 25 de enero, cuando el titular de la Procuraduría General de Justicia del estado, Luis Ángel Bravo Contreras, anunció el hallazgo del cuerpo del periodista; además informó que el también activista había sido ejecutado el mismo día que lo secuestraron.

Hace dos semanas, la periodista veracruzana Verónica Huerta Aburto interpuso una denuncia ante la Agencia del Ministerio Público Especializada en Atención de Denuncias contra Periodistas y/o Comunicadores debido a una amenaza que recibió el domingo pasado mediante un mensaje de texto:

“Pendeja después del Moisés sigues tu perra te estamos checando (sic)”.

EDOMEX

El diario Reforma sufrió un ataque a un centro de distribución del periódico en Tlalnepantla, donde un franquiciatario fue herido de bala en la cabeza.

En respuesta, el rotativo interpuso denuncias ante la Procuraduría General de la República y la Procuraduría del Estado de México.

Una de las líneas de investigación es que este ataque puede ser una represalia por el ejercicio periodístico, debido a la cobertura informativa sobre la Policía de Naucalpan desde diciembre pasado y el registro de un incidente previo al ataque armado.

Al mismo tiempo, Reforma señaló que dichas acciones ocurren en un contexto de publicaciones que señalan de manera clara y precisa el actuar contrario a derecho que llevan a cabo distintos agentes de la Policía de Naucalpan.

TAMAULIPAS

El director del periódico El Mañana de Matamoros, Enrique Juárez Torres fue “levantado” por un grupo de hombres armados que irrumpió en la redacción con el fin de que dejen de publicar los hechos violentos que aquejaban al estado en las últimas semanas.

Previamente, una de las camionetas de distribución del diario fue interceptada en la autopista Matamoros–Reynosa y luego de bajar al conductor dejaron el vehículo abandonado con ejemplares en el camellón central de la vía.

Cuando Juárez Torres fue detenido y luego subido a una camioneta le dijeron: “Te vamos a quebrar”.

A bordo del vehículo, Juárez fue golpeado en el vientre y la cabeza mientras lo acusaban de ser el responsable de las publicaciones sobre los hechos de violencia y bloqueos de carreteras. Luego de varias vueltas, el director editorial fue liberado y lo dejaron a las afueras del periódico, no sin antes repetir las amenazas de muerte.

VER  ESTA INFORMACIÓN EN:

http://www.sinembargo.mx/17-02-2015/1254273