No pasa desapercibido el hecho de que una precandidata a diputada establezca un compromiso para ser sufragado por el alcalde de un municipio, tal como ocurrió la tarde del domingo cuando Elizabeth Morales, en nombre del gobernador del estado, según la nota informativa, se comprometió a que el alcalde de Xalapa cubriría los gastos del funeral de Edwin Antonio Tejeda Riva, fallecido a causa de la explosión de la madrugada del sábado en el barrio del Dique. ¿Consultaron el gobernador y Elizabeth previamente al alcalde sobre cubrir esos gastos, o fue una simple inspiración de la candidata para quedar bien con sombrero ajeno? Sino mediara un drama hogareño de luto y dolor de los familiares de Edwin, todo resultaría una pésima representación del teatro de lo absurdo.