El titular del órgano de Fiscalización Superior, Lorenzo Portilla convoca a los alcaldes a manejar el recurso público a su disposición con transparencia, honradez, eficiencia y eficacia, romper con “malos hábitos (¿?), aunque parece mucho pedir seguramente la mayoría de los alcaldes habrán expresado que aunque les cueste lo harían con mucho gusto, siempre que los recursos lleguen en “tiempo y forma”; y como esto último no ha sido posible en los últimos años ya tiene un buen pretexto para hacer caso omiso a la provocativa convocatoria.