“Somos lo que comemos” no es sólo una frase feliz, también refleja la forma en cómo es posible enfermarnos al ingerir substancias toxicas. Recientemente se publicó que la empresa fabricante de las  donas Dunkin´ reconoció que utiliza dióxido de titanio como uno de los ingredientes de sus donas en los Estados Unidos (¿en los demás países no?) y que procederá a eliminarlo. Tal información debe significar una seria alerta para los consumidores mexicanos, recordemos que son principalmente jóvenes y niños quienes consumen con fruición ese producto. “Dunkin’ Donuts utiliza dióxido de titanio en el azúcar en polvo con el que espolvorea en “algunas de sus donas”; al menos ya lo sabemos.