En El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “nos cuentan que en los pasillos de la Secretaría de Gobernación comienza a escucharse el nombre del ex comisionado para Michoacán Alfredo Castillo para ocupar un puesto de relevancia en la dependencia que dirige Miguel Osorio Chong. Aseguran que don Alfredo podría llegar a una de las subsecretarías que dejaron las priístas Paloma Guillén y Lía Limón, quienes dieron el “chapulinazo” y buscarán ser diputadas federales. Ante este escenario, Castillo podría atender el despacho de Población, Migración y Asuntos Religiosos o el de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, ambos con muchos fierros en la lumbre y cuyos temas, en especial el de derechos humanos, tienen encima la mirada internacional. No será un día de campo para Castillo, si finalmente logra amarrar alguna de esas dos oficinas”. (sinembargo.com)